Boletín

Las Guerras Cántabras: la resistencia de un pueblo frente a la fuerza de un Imperio.

Analizamos históricamente las Guerras Cántabras, la festividad de Los Corrales de Buelna, Cantabria, recién nombrada de interés turístico Internacional. 

Audio

 

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 11:50

Las Guerras Cántabras fueron una serie de enfrentamientos entre cántabros y romanos que tuvieron lugar del 29 al 16 antes de Cristo. Sucede en plena conquista romana de Hispania que se produjo del Sureste hacia el Norte. Los romanos consiguieron conquistar toda la península salvo a los astures y los cántabros. Estos pueblos se rebelaron contra ellos apoyándose en la orografía montañosa y usando una táctica de guerrillas sin enfrentarlos en campo abierto. Otra cosa a tener en cuenta era el carácter más aguerrido e indómito de los cántabros que no tenían otros lugares más avanzados culturalmente en ese momento. Tal fue la resistencia que mostró el pueblo cántabro que el propio Emperador Augusto fue quien dirigió la última parte del conflicto en el que los romanos cambiaron de táctica y comenzaron a ejecutar o esclavizar a todos los insurrectos cántabros que tenían edad para luchar.

Las representación de las Guerras Cántabras que se realiza en Los Corrales de Buelna dura dos semanas y cuenta con 13 tribus cántabras y 13 legiones romanas que se unen alcanzando un número cercano a las 2.000 personas. Ellos representan distintos momentos históricos pertenecientes al periodo histórico que representan, como son: La crucifixión de los cristianos, un combate entre ambos bandos, Corocotta reclamando su propia recompensa, la cesión de tropas a cargo de Cayo Antistio y una boda cántabra, además de diversos juegos en el circo romano. Para conocer cómo se viven estas fiestas desde dentro hemos hablado con un cántabro y una romana.

Lo más