COPE

Una experta analiza en 'La Linterna' la ola de pinchazos: "Estos no pueden ocasionar un cuadro tóxico"

Se ha demostrado que sólo había presencia de sustancias químicas en el caso de una niña de 13 años en Gijón

Audio

Madrid

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 22:09

Miriam tiene 21 años y es de Barcelona. El pasado 27 de julio, todo transcurría normal durante su salida nocturna, pero en un momento de la noche sintió un pinchazo en el muslo. No sabía lo que había pasado. Miriam es una de las decenas de jóvenes que ha sufrido un pinchazo en los últimos días, enseguida decidió dar la voz de alarma. Ella se sentía mareada.

Marco Antonio García es el dueño de la discoteca donde ocurrió todo.“En primer lugar, entra la impotencia por no haberlo atajado a tiempo y que tus clientes pasen por un mal momento”, ha explicado. Después el protocolo pasó por ponerse al lado de ella. "Al final estamos trabajando y hay que estar pendiente de nuestro clientes que aunque sean muchos hay que estar pendiente".

Viendo que había pasado en otros países y otros lugares de España se había desplegado un procedimiento y consiste en ver cómo estaba la víctima, estar con ella y ver que necesita. Y además, intentar averiguar quien es la persona que lo ha hecho.

“En los últimos meses los de Barcelona habían acabado con el robo de un móvil, pero en el resto de casos no se han producido delitos”, señala Marco Antonio García. Puede ser casualidad o que "haya visto que fuera un punto ciego".

Estamos ante la oleada de pinchazos en España

Se dan en espacios abiertos y en discotecas, siempre de noche y mayoritariamente las víctimas son chicas jóvenes. En los análisis nunca se ha detectado ninguna sustancia en sangre. Solo en el caso de una niña de 13 años se localizó éxtasis en sangre.

Ana Ferrer es la presidenta de la Fundación Española de Toxicología Clínica. “En realidad el problema es que no se han encontrado sustancias químicas en los 300 casos investigados en Europa”, ha subrayado la experta. Por lo tanto, no se cree que haya sustancias químicas involucradas.

En primer lugar, “hay que distinguir entre un pinchazo y una inyección”, ha subrayado la doctora. Ya que en el caso de la inyección se inocula una sustancia, como cuando es una inyección intramuscular, por lo tanto parece que se trata que no tiene nada que ver con sustancias tóxicas, es un pinchazo y hay que tener especial precaución con la transmisión de enfermedades infecciosas. “Un pinchazo no puede ocasionar un cuadro tóxico”, ha asegurado la experta.

Por último, se ha demostrado que sólo había presencia de sustancias químicas en el caso de una niña de 13 años en Gijón. En caso de que se pudieran inyectar sustancias químicas, los fines que estas llevan consigo son de sumisión química, lo que supone una anulación del control de voluntad de sus actos para poder someter a la víctima a diferentes delitos. El motivo es que estas sustancias son depresoras del sistema nervioso central y pueden producir amnesia o falta de control de los actos voluntarios.


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo El Partidazo de COPE

El Partidazo de COPE

Con Juanma Castaño

Escuchar