Un paseo por un mercado de Caracas

El mercado de Chacao era una zona de clase media antes del comienzo de la locura chavistas

  COPE.es

COPE.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 20:25

'La Linterna está alumbrando hoy hacia la crisis que se vive en Venezuela. La Ayuda Humanitaria se encuentra en las fronteras, pero por el momento no ha podido entrar a un país que se muere de hambre y que no tiene medicinas. Maduro lo impide. Damos una vueltas por Caracas para que comprendas como se vive en esta ciudad que hace unos años era un destino exótico y hoy es la capital de un país sumido en una crisis insostenible.

El mercado de Chacao es una zona de clase media antes del comienzo de la locura chavistas. Hoy la gente pasa penurias. Hay que tener mucho cuidado a la hora de grabar. En el mercado hay bastante gente pero pocos productos.

En este mercado de Chacao, en el centro de Caracas, nos acercamos a Alejandro, carnicero, 59 años y tiene el puesto desde hace 5 años. En el mostrador se pueden ver algunas piezas de chuletas, poco más...Mientras contesta a las preguntas de las clientas sobre el precio de las chuletas, no cuenta que en este tiempo la situación ha cambiado mucho. ''Cuando antes comíamos tres veces, ahora comemos una''.

A las puertas de este mercado de Chacao, te recuerdo, un barrio que hace unos años era de clase media nos encontramos con Adriana. Tiene 56 años y es corredora de seguros. Con ella hablamos de su día a día, de las cosas habituales. Si tú vas ahora mismo a la cocina abres el grifo y sale agua; puedes encender y apagar la luz las veces que quieras; puedes coger el teléfono y llamar cuando quieras. Adriana no puede.

Rayner vive en Caracas. Tiene 23 años y es periodista. Mejor dicho, fotoperiodista. Cuando nos lo encuentro lleva unos pantalones cortos, con varios bolsillos en los laterales y una cámara de fotos colgada al cuello. Trabaja para un diario digital porque no hay papel, el papel sólo es para los periódicos del régimen. La violencia para él es un grandísimo problema.

La situación es grave. Te pueden pegar un tiro si te ven con un móvil hablando por la calle o pueden asaltarte y matarte para quitarte unas zapatillas de marca. El muchacho lo cuenta con una sonrisa amarga en los labios.... Él utiliza la palabra resolver, como los cubanos y es que el día a día en Caracas es tan difícil que para algunos ni amanece.

Ser estudiante universitario en Venezuela además no es fácil. Como nos ha contado un caraqueño, tener un lapicero en la mano te hace sospechoso. Hablamos con él, se llama Óscar León nos lo encontramos en la Universidad Simón Bolívar de Caracas. Tiene 22 años, es moreno, lleva unas gafas negras de pasta y habla de manera grave. Es un líder estudiantil. Nos ha reconocido que en plena calle desde el régimen les amedrentan pero que lucharán por la libertad hasta el final.

Esa es la voluntad de los habitantes de Caracas, de los habitantes de Trujillo, de los habitantes del estado de Vargas, de la Guajira y de tantos otros lugares de este país. El pueblo para el que el chavismo decía basta.

Lo más