Eduardo de Castro, presidente de Melilla: “El PP llevaba 18 años gobernando vendiendo miedo”

El nuevo dirigente de la Ciudad Autónoma asegura que gobernará “con los 13 votos que le han dado” porque lo han hecho “sin pedir nada a cambio”

Audio

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 22:22

El candidato de Ciudadanos en Melilla, Eduardo de Castro, acaba de ser investido presidente de la Ciudad Autónoma con un solo representante en la cámara y acabando así con 18 años de gobierno del Partido Popular y con el ejecutivo de Juan José Imbroda, concretamente. Precisamente Imbroda protagonizó una de las imágenes del sábado cuando, en el trasvase de poder, empujó y llamó “traidor” y “sin vergüenza” a su sucesor. De Castro asegura que fue “bastante desagradable”. “Él se define por sí solo, ahí están las imágenes” asegura el nuevo presidente de Melilla sobre Imbroda. “Me da pena del mal perder de un presidente que ha estado haciendo y deshaciendo a su antojo”.

En una entrevista en La Linterna de COPE, De Castro ha explicado la razón por la que decidió presentarse finalmente a la investidura en lugar de apoyar a Imbroda. “El acuerdo inicial partía de la preferencia de que fuera un acuerdo con el Partido Popular, con la condición de que el señor Imbroda se apartara, y una segunda era que Vox no formara parte del gobierno, al no cumplirlo la cosa se complica” aclara el presidente de Melilla. Y es que De Castro mantiene que “ya sabía que no se iba a ir porque la campaña la ha hecho no desde el PP sino desde el 'partido de Imbroda'.

Sobre la cesión del voto del resto de partido, De Castro subraya que “han sido muy generosos” porque no le han “pedido nada a cambio”. “Me han dado los 13 votos porque ellos han querido. La cosa estaba entre Imbroda o no Imbroda”.

Preguntado por el partido Coalición por Melilla, de orientación promusulmana, el líder de Ciudadanos en la Ciudad Autónoma asegura que “el PP lleva 18 años gobernando en base a vender el miedo al musulmán, que es casi la mitad de la población de la ciudad”. Por ello, sentencia que “no se puede borrar con una goma”. “Ese partido defiende los valores musulmanes como Vox quiere defender los valores católicos”.

Lo más