• Martes, 21 de mayo 2024
  • ABC

COPE

Noticias

El detalle geopolítico que puede provocar que la guerra de Ucrania acabe este verano: "Si no, durará años"

Expósito analiza la caída de Avdivka y el efecto que puede tener en Rusia la muerte de Navalny

Audio

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 22:45

El mundo sigue impresionado por la muerte del opositor ruso Alexéi Navalny, de 47 años, que estaba encarcelado en una prisión de máxima seguridad en el Ártico. La muerte se produce con una deteriorada imagen internacional de Putin a un mes de las elecciones que le confirmarán en el poder otros seis años más, pero también en un momento en el que Ucrania pierde terreno frente a las tropas rusas.

Las tropas rusas consiguen avanzar y desde el Kremlin proclaman su mayor victoria en nueve meses tras lograr hacerse con el control de la ciudad de Avdivka. Kiev ha ordenado reagrupar a sus tropas en sus nuevas líneas defensivas para intentar impedir que las fuerzas rusas progresen en ese sector del frente. Zelensky sigue achacando estas derrotas en el frente a la falta de armamento: “Desafortunadamente, mantener a Ucrania en un déficit de armamento permite a Putin a adaptarse a la intensidad actual de la guerra”.

Borrell visita un proyecto UE para entrenar a policias ucranianos para zonas liberadas

El alto representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, departe con militares ucranianos / EFE



Por su parte, desde Bruselas insisten en que seguirán cumpliendo con su compromiso con Kiev, como ha recalcado José Manuel Albares, ministro de Exteriores español. Guillermo Pulido, analista de la revista Ejércitos, explica en La Linterna que la derrota de Avdivka tiene un efecto simbólico: “representaba una amenaza para las personas del Dombás”.

“Más allá de eso, estamos en una fase de desgaste y las pérdidas de territorios no son relevantes. Es muy difícil hacer grandes ofensivas mecanizadas, es un síntoma de los problemas que está teniendo Ucrania respecto a la cantidad de munición”, explica.

Ukrainians in Kupiansk receive food aid



El detalle que puede provocar el fin de la guerra

Y es que el experto asegura en COPE que esa fase de desgaste a Moscú “le renta”, aunque sea algo que “se ha impuesto por tecnología moderna”: “Lo que le interesa a Rusia es forzar a que Ucrania, que tiene una reserva de municiones escasa, a que las gaste”.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Así, lo más inmediato que necesitaría Ucrania, explica, “es munición de artillería y municiones de larga distancia para dificultar la logística de armamento ruso, basado en ferrocarriles”. Pero, ¿cuánto le queda al conflicto? En ese sentido, Pulido señala un detalle que puede ser clave: el freno de Estados Unidos a enviar ayuda.

At least four killed in missile strikes on Ukraines capital



“A menos que la ventana de oportunidad para Rusia a partir del verano se materialice y puedan aplastar a las fuerzas ucranianas con una gran superioridad de artillería, si Ucrania puede aguantar y se desbloquea la ayuda de EEUU y conseguir munición para que aguante, esa ventana se cerrará y la situación esté más equilibrada”, explica a Expósito. En ese caso, asegura, el conflicto durará años.

“Hay que tener en cuenta que las guerras, una vez superan el año y pico de duración, lo normal es que duren unos 10 años de media o más, salvo que haya un desplome político en Ucrania o gane Trump las elecciones y no les de más munición”.


El efecto de la muerte de Navalny

No obstante, al margen de la guerra, Moscú tiene ahora que lidiar con otro problema que, según todos los indicios, ellos mismos han provocado: la muerte de Alexei Navalny. Durante más de 300 días ha estado encerrado, los últimos en una cárcel de máxima seguridad, en pleno Ártico, de apenas seis metros cuadrados, en el que no había nada más que un taburete, un agujero en el suelo y una cama.

Protetas ante la embajada rusa en España por la uerte de Navalni

Protesta ante la embajada rusa en Madrid por el asesinato del fallecido líder opositor Alexéi Navalny / EFE



La muerte de Navalny se ha producido en un momento en el que empezaba a recobrar fuerza su figura de cara a las elecciones presidenciales que se celebrarán en el país dentro de un mes. Nicolás de Pedro, investigador del Instituto Statecraft de Londres, recuerda en La Linterna que “en la Rusia de Putin no hay lugar para la disidencia ni desafío”, por lo que “la muerte de Navalny era previsible en cierta medida”, aunque, subraya, “no deja de generar consternación y estupefacción”.

“Es una forma de iniciar la campaña electoral y mandar un mensaje de que este año para el Kremlin es un año para acelerar procesos y veremos cosas que nos helará el corazón”, apunta. Eso sí, destaca De Pedro que como Navalny “no queda nadie”. “Era una figura que al Kremlin le inquietaba y, al someterle al calvario, le hacía más fuerte electoralmente a largo plazo”.

“Le hacía más creíble a ojos de muchos rusos, tenía capacidad de movilizar mucha gente a lo largo y ancho de Rusia. Moscú es un régimen autocrático que no permite libertad de información, pero Navalny ha demostrado esta capacidad con el espacio, sobre todo, de redes sociales. Hay una generación en Rusia que sólo han conocido a Putin”, concluye.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo