Expósito: "Las virguerías de Carmen Calvo para explicar la rectificación de Sánchez"

El director de 'La Linterna' analiza la decisón de la Fiscalía y la Abogacía del Estado sobre los presos del procés

Ángel Expósito

Ángel Expósito

Director de 'La Linterna'

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 21:15

Ángel Expósito en el estudio de la Cadena COPE

"Son las ocho, las siete en Canarias.

El tema del día y de la noche de ayer, dicho sea de paso, es el posicionamiento de las partes ante el juicio del procés. Supongo que ya lo sabes.

La Fiscalía del Tribunal Supremo ha solicitado 25 años de prisión para Oriol Junqueras como líder del proceso secesionista ilegal. El ministerio público ha mantenido sus tesis y considera que la actuación de los antiguos dirigentes independentistas supone un delito de rebelión, uno de los más graves del código penal.

La condena solicitada para Junqueras por rebelión agravada (al absorber el delito de malversación) es la mayor de todas. Se le considera el jefe. La Fiscalía solicita 17 años de cárcel para Carme Forcadell, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, también por rebelión agravada.

ESCUCHA EL MONÓLOGO DE ÁNGEL EXPÓSITO A LAS 20.00 HORAS

Y deja en 16 años de prisión su acusación contra los ex consejeros Turull, Rull, Romeva, Joaquim Forn y Dolors Bassa. A estos cinco no les considera jefe, ahí ese año menos.

Se confirma que la abogacía del estado elimina el delito de rebelión y plantea los de malversación y sedición.

Hasta aquí los hechos y los datos. Ahora escucha la argumentación de la vicepresidenta del Gobierno, carmen calvo. No tiene desperdicio:

  • Carmen Calvo: “El presidente del Gobierno no lo ha dicho eso nunca, entre otras razones porque no compete al Gobierno pronunciarnos sobre nada más y nada menos que calificación de delitos en un proceso que ya está en marcha”.
  • Periodista: “Le quería recordar la frase exacta a mediados del pasado mayo, que dijo “lo que se produjo el pasado 6 y 7 de septiembre...”
  • Carmen Calvo: “El pasado mayo, el pasado mayo”.
  • Periodista: “Lo dice porque lo decía como líder..."
  • Carmen Calvo: “Es que usted me ha preguntado por el presidente del Gobierno. Pasado mayo”.
  • Periodista: “¿Pero es la misma persona, no?
  • Carmen Calvo: “Perdóneme que le diga, pero nosotros somos Gobierno ahora. Respondemos de la posición del Gobierno. Entienda que la posición del Gobierno es la que es, institucional y constitucionalmente hablando, en un asunto de la complejidad de un proceso como el que hay abierto. Entiéndalo, entienda. Y a mi se me ha preguntado por el presidente del Gobierno.
  • Peridista: “Pero entonces, ¿por qué cambió Pedro Sánchez de parecer en todo caso? Gracias”.
  • Carmen Calvo: El presidente del Gobierno no se ha pronunciado porque le corresponde respetar el ámbito del Poder Judicial”.

O sea, que lo que dice el presidente del Gobierno no tiene que ver con lo que dijo como líder del PSOE. Se llama Pedro Sánchez igual, pero no es el mismo.

Con esa nueva regla de juego podríamos deducir que lo que le dijo Cospedal en 2009 a Villarejo ya no vale porque por entonces no era ministra de defensa; o lo que le dijo Rajoy a Bárcenas tampoco porque por entonces no era presidente del Gobierno, y así sucesivamente.

De verdad, ¿qué argumento es ese? ¿No existe el menor sentido del ridículo? ¿Tan difícil es reconocer la verdad?

Pedro Sánchez pensaba y piensa que esto es rebelión, sedición y malversación. Como lo pensaba antes del verano. No es tan tonto, ni mucho menos. El problema es que hoy, a diferencia de hace seis meses, Sánchez necesita hacer gestos, como le pidió Pablo Iglesias a la puerta de la prisión de Lledoners, tras visitar a junqueras. Y esto es un gestito.

Como fue otro gestito que le reventó en la cara la desautorización de Llarena que protagonizó la ministra de Justicia, y otro gesto más: los vaivenes y los silencios sobre los indultos futuribles, pero indultos.

Y es que Sánchez necesita los guiños al mundo independentista… para la vergüenza de muchos socialistas, por cierto… no para los Presupuestos generales del estado, que también, sino para muuucho más adelante.

Porque con Presupuestos o sin ellos, Sánchez va a tirar hasta el último minuto que pueda en La Moncloa. Y es más… pretende seguir después de esas elecciones. Con los mismos socios impresentables que ahora.

Por eso Carmen Calvo hace virguerías para explicar lo inexplicable. Por eso hace un guiño y otro y hará más, aunque a Torra y a su jefe Puigdemont no les sirva en su proceso enloquecido.

Por cierto, en este sentido, un par de apuntes más:

Por un lado, alguien me apunto que en vez de abogacía del estado habría que pasar a denominarla abogacía del gobierno

Y por otro, ya hay que deja caer que la Fiscalía hará lo propio en cuanto al delito de rebelión, que dará marcha atrás en el juicio. Antes la condena.

¿Hacemos apuestas?".

Lo más