Expósito: "Gol en propia meta... ¿y los clientes?"

Expósito aborda el problema de la trata de personas a raíz del "gol" que le han metido al Gobierno con la creación del sindicato de trabajadoras del sexo

Ángel Expósito

Ángel Expósito

Director de 'La Linterna'

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 08:21

Ángel Expóstio, director y presentador de 'La Linterna'.

"Son las ocho, las siete en Canarias. Hola, ¿qué tal? Soy Ángel Expósito. Esta es una buena hora para escuchar la radio, ¿qué digo?, la mejor hora para escuchar la radio aquí con La Linterna, ya encendida, en COPE.

A vueltas con el ya famoso sindicato de las trabajadoras y supongo que también trabajadores del sexo. 

El gol por la escuadra que, según ella misma, le han metido a la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, ha dejado bien al descubierto las vergüenzas, hasta la náusea, de esta sociedad nuestra, desarrollada, progresista, reformista y feminista para tantas cosas... y a la vez, tan machista, tan sin escrúpulos y tan salvaje.

El mero hecho, aunque haya sido un error, de que a alguien se le haya pasado por la cabeza legalizar un supuesto sindicato de prostitutas ya merece toda la incredulidad. Pero a más a más, si profundizas en el drama, si buceas mínimamente en el inframundo de las mafias, de los puticlubs, de ellas mismas y de los clientes entonces ya es para vomitar.

ESCUCHA EL MONÓLOGO DE ÁNGEL EXPÓSITO A LAS 20.00 HORAS

Desde el punto de vista legal, desde las meteduras de pata de los políticos, desde todos y cada uno de los casos que empujan a una niña a prostituirse de por vida e, insisto, desde la perspectiva repugnante de los mal llamados clientes.

De entrada, cometemos un error garrafal al abordar el asunto. Y es que seguimos oyendo o diciendo aquello de "trata de blancas". Error. Gravísimo error. Mi amigo Pepe, un súper policía que sabe de esto más que nadie, me enseñó a sacar la pata. El tráfico de personas para la prostitución más rastrera es "trata", no de blancas, es trata a secas. Ni siquiera trata de blancas, negras o mujeres: Es la trata de personas.

La trata es un negocio bestial. Para muchos mueve ya más dinero que el tráfico de armas o drogas. La trata es un nuevo ejemplo para mal, para lo peor, un nuevo capítulo de la globalización. Y de no tener escrúpulo alguno con tal de tener sexo.

Hace un par de dias, con motivo de aquel reportaje que emitimos en esta Linterna sobre los pisos turísticos en el centro de las ciudades, Belén Miguel y yo nos dimos un  paseo por el centro de Madrid. En plena Gran Vía, de lleno por Malasaña, Hortaleza, Barquillo... el nivel de depravación, el deterioro, el número increíble de mujeres esperando clientes, sus etnias, sus edades, sus miradas. Aquel paseo fue impresionante. 

 

¿Has oído a alguna feminista de moda, alcaldesa o concejal gritar por esas mujeres, algunas de ellas, casi ancianas? ¿Cuánto cobran por servicio? ¿Se refieren a eso cuando hablan de integración e igualdad?

El problema radica en que socialmente se sigue perdonando. Es como si resultara comprensible. Lógico que ellos se desfoguen en función del presupuesto, de los gustos y la categoría.

Mira, si no, e espectáculo de esos sinvergüenzas de la Junta de Andalucía. Recuerda "la tarjeta black del jefe de la Fundación de la Junta para formar a parados se usó quince veces en apenas unas horas en el club Don Ángelo de Sevilla, entre las 20.57 horas del 22 de marzo de 2010 y las 2.43 horas del día siguiente. Se hicieron cargos de entre 310 y 1.490 euros en una juerga monumental que costó casi 15.000 euros y que se pagó con los fondos públicos con los que se financiaba la Fundación Fondo Andaluz de Formación y Empleo, la FAFFE, una entidad hoy disuelta pero que funcionó como una auténtica agencia de colocación para familiares y militantes del PSOE andaluz y cuya gestión investiga el juzgado de instrucción 6 de Sevilla.

'Peazo' escándalo y como si nada. ¿Por qué? Porque es normal

Mira, yo he vivido experiencias atroces con el asunto de la prostitución de fondo. Desde Irak a Mali; en Cuba, en Sicilia, en Venezuela, y siempre se comparte el mismo denominador común: ellas. Las niñas, las adolescentes, las jóvenes y sus madres... Siempre son ellas quienes se llevan la peor parte. Ellas son las primeras víctimas de la violencia sexual, del tráfico. Lo único positivo es que también son ellas, si se las rescata y se les ayuda, las que pueden solucionar el desastre de sus vidas y de sus países

Y por último, los clientes. ¿Por qué casi nadie habla de ellos? Casi siempre ellos, por cierto, tanto en la prostitución masculina como en la femenina. ¿Adónde llega la bajeza moral, cómo se puede ser tan cerdo, como para pagar por una niña, negra o de la Europa del Este en cualquier puticlub de una de nuestras carretera?

¿Cuál es la escala de valores de cada uno de estos individuos? ¿No han tenido madre, hijas, hermanas o pareja?

El gol en propia meta no ha sido a la ministra Valerio, no. Ha sido a todos. Y especialmente ha sido a todas. Tanto que les gusta lo del masculino y el femenino, se les ha olvidado en el peor momento".

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Lo más