COPE

"Ser una única humanidad": El periplo de un misionero que se ha encontrado con una familia

Ramón es misionero de la consolata y ha sido enviado a Costa de Marfil, el Congo y México

Audio

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 23:05

¿Tienes sueños? Seguro que los tienes o por lo menos los has tenido. Pero ¿se han cumplido? A veces tendemos a pensar que los sueños solo son.. eso, sueños. Y que son imposibles de cumplir. Pero no es así: nosotros queremos soñar lo posible. Como por ejemplo, soñar con que seamos una única humanidad. Que seamos conscientes de que somos hermanos e hijos de un mismo Padre, que nos quiere y que nos cuida.

Eso quiere hacernos ver la nueva encíclica del Papa Francisco Fratelli Tutti. Y también lo vemos en muchos ejemplos que tenemos en la Iglesia. Te voy a presentar a Ramón, tiene 53 años y es de Zaragoza. Estudiaba empresariales, pero decidió dejarlo para entregar su vida a los demás. Ahora es misionero de la consolata. Menudo cambio eh.

“Empecé a trabajar en el barrio de Tetuán con jóvenes. Yo me encontraba muy agusto en estas periferias. Sacando diálogos de donde no existían, hablando con migrantes en el metro…” Pero a Ramón el cuerpo le pedía irse más lejos.

Después de desarrollar su labor en España, su misión le lleva a Costa de Marfil, al continente africano. Por fin está donde quiere: en la trinchera, con la gente. Movido por su amor por la cultura, por el diálogo interreligioso… aprende el idioma de los nativos, vive la guerra y la miseria con ellos, pasa varios años en el Congo y vuelve a Costa de Marfil… Se integra y vive con la gente más necesitada.

“Hubo un golpe de estado, comenzó la guerra y quedamos incomunicados y vivimos una situación durante seis años de mucha vulnerabilidad. Creció mucho mi fe en el Espíritu Santo porque el Señor nos mantuvo a pesar de que todos los médicos habían huido. Ahora mismo me pregunto yo de donde saqué las fuerzas para todo eso. Tomé conciencia también de mi pequeñez. A veces uno va en misión y es el que tiene los medios y ayuda... y a mí me tocó lo contrario”.

A Ramón se le da bien conectar con la gente -y es lo que más le gusta-. A pesar de que sean de una cultura totalmente distinta. Pero su historia no termina aquí. Después de casi 20 años en Costa de Marfil, Dios le pide algo bien distinto. Su vida cambia por completo con su nuevo destino: México. Un nuevo continente, una nueva cultura… y también una sorpresa cuando llega.

Ramón dice que en las noticias solo aparecen los "tiroteos y el anrcotráfico", pero que su realidad es distinta. En su misión se ha encontrado con gente "muy alegre y que te abre el corazón". Confiesa que no sabía al principio qué hacía en México pero "estoy palpando unas periferias existenciales muy fuertes”.

Ramón es misionero, pero ha desempeñado todo tipo de trabajos: psicólogo, obrero, director de hospital, profesor, formador de jóvenes… Y sobre todo, ha sido todas esas cosas en lugares tan distintos como España, el Congo, Costa de Marfil o México. Y en todos estos sitios se ha encontrado con personas que le abren su corazón, que tienen sentimientos comunes, historias parecidas… y en todos estos sitios se ha encontrado con una comunidad y una familia. La vida de Ramón, un misionero zaragozano de 53 años, es un ejemplo claro de fraternidad, hermandad y de que somos “una única humanidad”.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar