COPE

András Pandy, el padre Barba Azul

Asesinó a sus dos mujeres y cuatro hijos

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 13:06

András Pándy, asesino en serie belga de ascendencia húngara. Asesinó a sus dos esposas y cuatro hijos. Fue arrestado cuando su hija, Inés, con quien tuvo una relación incestuosa, confesó haber participado en al menos cinco de los asesinatos. En una de sus casas se hallaron restos óseos de siete mujeres mas y un hombre.

Nacido el 1 de junio de 1927, en Chop, Hungría. Huyó en 1956 de la dictadura comunista de su país, junto a su esposa, a Bélgica. En Hungría era pastor y profesor de una comunidad religiosa protestante. Allí nacieron sus hijos Agnes, Daniel y Zoltán. Poco después de nacer su tercer hijo se separó de su mujer alegando que le fue infiel, quedándose con la custodia de Agnes. Cuando ella cumplió 11 años, mantuvo una relación incestuosa con su padre.

A principios de 1970, Pandy comenzó a contactar con otras mujeres de su país natal a través de periódicos húngaros, dando nombres falsos y con el lema ‘Luna de miel europea’. A finales de los años setenta, visitó con frecuencia Hungría y allí conoció a la que sería su segunda esposa, Edit Fintor. La mujer tenía tres hijas: Tunde, de 8 años de edad, Timea, de 15 y Andrea, de 7. Edit se llevó a sus hijas a Bruselas y en 1979 contrajo matrimonio con András. Más tarde, tuvieron dos hijos en común, András Junior y Reka.

Pandy comenzó a abusar sexualmente de Timea en 1984, cuando ella contaba con 20 años. Timea dio a luz. En 1986, ella y su hijo se marcharon a casa de unos parientes en Vancouver, Canadá, para después instalarse en Hungría. Antes de la huida, confesó a su madre que el hijo que había tenido era de Pandy, lo que provocó una pelea entre Edit y András. Poco después, Edit y su hija Andrea, de 14 años, desaparecieron. Pandy le contó a la policía que su mujer le había abandonado por otro hombre.

En 1988, la primera esposa de Pandy, Ilona y sus dos hijos desaparecieron misteriosamente. Dos años más tarde, Tunde, de 18 años, también desapareció. En 1992 Agnes denunció a su padre por abuso sexual. La policía comenzó a sospechar de András, con tantas desapariciones en una misma familia con abusos sexuales de por medio, por lo que también avisaron a las autoridades húngaras.

Las policías belga y húngara comenzaron a trabajar juntas en el caso y consiguieron el testigo de dos mujeres a las que András convenció para casarse con ellas. Se trasladaron a Bruselas pero lo único que consiguieron era hacer de sirvientas para él, por lo que regresaron a Hungría, rechazando propuestas de matrimonio.

Pandy fue detenido el 16 de octubre de 1997. En noviembre de 1997, Agnes fue detenida por la policía, confesando haber participado en el asesinato de sus familiares desaparecidos, junto a su padre. Admitió asesinar a su madre Ilona, y participar en los de Daniel, Zoltan, Edit y Andrea pero negó cualquier implicación en la muerte de Tunde. Los crímenes fueron cometidos con un arma de fuego y otras por traumatismo craneal a causa de un mazo, es decir, de un mazazo. Después los cuerpos fueron desmembrados y parcialmente disueltos en ácido, para acabar desechados en un matadero.

Pandy era dueño de varias casas en la zona de Sint-Jans-Molenbeek, en el centro de Bruselas. En una de ellas, poco después de su arresto, fueron encontrados los restos óseos de siete mujeres y un hombre de origen desconocido en el sótano. Los análisis de ADN determinaron que los fallecidos no eran parientes de Pandy y no se aclaró qué relación podían tener con él, aunque se sospechó que los restos podrían ser de mujeres húngaras con las que habría contactado. En la casa también se encontraron varias armas de fuego.

En el juicio, Pandy negó los cargos, pero fue declarado culpable y el 6 de marzo de 2002, fue sentenciado a cadena perpetua sin libertad condicional por el asesinato de seis miembros de su familia, intento de asesinato y violación de tres hijas. Por su parte, Agnes fue condenada a 21 años de prisión por cómplice en cinco asesinatos y un intento de asesinato. Andras Pandy murió el 23 de diciembre de 2013 por causas naturales en la enfermería de una prisión de Brujas.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo Mediodía COPE

Mediodía COPE

Pilar García Muñiz

Escuchar
Directo La Lupa

La Lupa

Con Raquel Caldas, Lucía Crespo y Patricia Betancort

Ver TRECE