Más directos

Suárez Illana: "La Ley de Memoria Histórica es innecesaria porque viene a reescribir la historia"

El hijo mayor del expresidente Suárez, que presidirá la Fundación Concordia y Libertad, ha dicho que “no cedería ni un milímetro más” con los independentistas catalanes

 

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 10:08

Adolfo Suárez Illana, el hijo mayor de Adolfo Suárez que presidirá la Fundación Concordia y Libertad promovida por líder del PP, Pablo Casado, ha sido entrevistado este martes en 'Herrera en COPE' para explicar en qué consistirá. Según ha dicho, su propósito es “sustituir el enfrentamiento y la falta de respeto en política”para que se pueda “convivir entre distintos”. “Se trata de que hay 45 millones de españoles con derecho a vivir en España, a opinar y pensar distinto del otro. Eso hay que compaginarlo”, ha señalado poniendo el ejemplo de su padre durante la Transición.

Preguntado por si la Fundación es un intento de remendar la Ley de Memoria Histórica del PSOE -Casado ha anunciado que el PP presentará un texto alternativo con el que quiere derogar la "lectura sectaria de la historia"-, Suárez ha dicho que el texto legal lo promueve el PP, no la fundación. Pese a ello, ha señalado que la ley de Zapatero le parece “absolutamente innecesaria” porque desde los primeros momentos de la Transición, con las leyes de amnistía y otras sucesivas, se devolvieron honores y patrimonio al bando republicano y a los sindicatos.

“La Ley de Memoria Histórica viene a intentar reescribir la Historia con una Comisión de la Verdad. La historia es para los historiadores. Cargar las tintas contra un bando cuando en una guerra siempre hay dos es una cortina de humo. Dejemos la Guerra Civil tranquila. En la Transición se dieron un abrazo los protagonistas. Lo que realmente nos incumbe es nuestro futuro, no nuestro pasado”, ha explicado.

Suárez Illana también ha hablado de la situación actual de Cataluña. Según ha manifestado, “los independentistas catalanes no se van a contentar jamás”. En este sentido, ha dicho que él “no cedería ni un milímetro más” porque hemos sido “extraordinariamente tolerantes y generosos con Cataluña. No hay nada que reclamar por su parte y sí mucho por cumplir”, ha expresado.

Sobre la aplicación del 155, el hijo mayor del expresidente ha señalado que es “un articulo grave” por cuanto que restringe las competencias de una comunidad, pero si llega el momento “no hay que tener ningún miedo” en volver a invocarlo.

Suárez se ha pronunciado sobre las similitudes y diferencias entre Rivera y Casado. A este respecto, ha dicho que entre las formaciones que presiden no hay competencia porque Ciudadanos “no es centro-derecha”.

En cuanto a las diferencias en el modo de responder a la retirada de lazos amarillos de espacios públicos de Cataluña después de que Rivera saliera a la calle y Casado llamara a no avivar la fractura social, Suárez ha señalado que ambos políticos son “dos españoles de bien que han tenido formas distintas de enfrentarse a un problema”, si bien hay que poner el foco de atención en la “dejación de funciones de las instituciones que permiten a vándalos invadir los espacios públicos con símbolos que ofenden a una nación" al expresar que en España “la justicia es parcial” o que hay “presos políticos”.

Lo más