La peligrosa tendencia de ofrecer packs de medicamentos en las bodas

Diana Viñuela es farmaceútica de Atención Primaria y miembro de la Sociedad Española de Farmacéuticos

Audio

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 26 ago 2019

Hoy en día no tenemos suficiente con tener un coro bonito y que la iglesia esté bien decorada para nuestra boda, ahora montamos un show para la salida de la iglesia y también en los banquetes. Hace poco se ha puesto de moda poner packs de medicamentos en los baños.

En 'Herrera en COPE' hemos hablado con Diana Viñuela, farmacéutica de Atención Primaria y miembro de la Sociedad Española de Farmacéuticos de Atención Primaria (SEFAP): “Yo lo conocí en primera persona porque asistí a más de un enlace en el que estaban disponibles para todos los invitados, además de zapatillas para que nos cambiásemos las chicas los tacones, tiritas, horquillas y demás; había unas cajitas muy monas, muy bonitas, que en su interior incorporaban medicamentos o bien para la acidez o bien para el dolor de cabeza, incluso algún medicamento para prevenir náuseas y vómitos”.

Desde la Sociedad Española de Farmacéuticos de Atención Primaria queremos concienciar a la población de los riesgos que tiene la ingesta de cualquier medicamento, no solo por tomarlo un día puntual. Hay que tener en cuenta que puede generarnos efectos adversos a corto plazo. Una pastilla para la acidez o para el dolor de cabeza podemos pensar que no nos va a provocar ningún efecto dañino y sí beneficio a corto plazo, pero hay que tener en cuenta las posibles interacciones que puede suponer con otros medicamentos que estemos tomando de forma habitual para la tensión, para la diabetes o para patologías frecuentes en nuestra población”, ha explicado Viñuela.

“Es cierto que no nos damos cuenta y pensamos que tomarnos una aspirina o un ibuprofeno no nos va a hacer nada. Pero es cierto que hay una reacción adversa, que comentamos y que intentamos alertar, no solo por la gravedad de las consecuencias que puede tener para nosotros, sino porque puede pasar desapercibida: es muy habitual, por ejemplo, que haya pacientes que estén tomando algún medicamento para la tensión, también tenemos un grupo de antihipertensivos, un diurético y se toman un ibuprofeno sin saber que puede tener consecuencias negativas, puede afectar a nuestro riñón y puede generar un efecto adverso que puede ser muy grave y que puede llevarnos al hospital”, ha alertado la farmacéutica.

Por último, Viñuela ha querido mandar un mensaje muy importante: “Siempre hay que tener en cuenta que la ingesta de algún medicamento puede tener consecuencias negativas. Tenemos que ser responsables y conocer la información”.

Lo más