La mujer que recibió un puñetazo por parte de un independentista: "Los Mossos me dijeron que no denunciara"

La militante de Vox sigue teniendo "magulladuras" en la cara y apenas oye por un oído

Audio

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16 oct 2019

María Grima, la mujer que recibió este lunes un brutal puñetazo por parte de un independentista en Tarragona por lucir una bandera española, todavía no se ha recuperado de la agresión. Ni física ni anímicamente. Horas después del ataque, la militante de Vox sigue teniendo "magulladuras" en la cara y apenas oye por un oído. Tampoco duerme bien al estar aún "nerviosa" por el incidente. 

Fue un puñetazo desde la cara del oído. Ahora mismo no oigo casi nada. Fue tan brutal que yo caí al suelo y hasta unos segundos después no me di cuenta de que estaba en el suelo. Este hombre fue a quitarme la bandera y yo no esperaba esta reacción por su parte", ha contado a Carlos Herrera en COPE. 

 

Desde la agresión, no sabe dónde se encuentra el culpable del puñetazo y si se ha sido detenido o no. Además, critica que los Mossos le pidieran que se olvidara del asunto y no pusiera ninguna denuncia. "No sé si está detenido porque yo puse la denuncia pertinente a la Policía Nacional. Los Mossos me aconsejaron que me fuera a casa y me olvidara. Pero yo veía normal que tuviera que denunciar para que estas cosas no se vuelvan a repetir", ha dicho María.

La mujer niega que fuera a 'provocar' a los manifestantes. "Yo estaba en la parada del bus y tenía un pañuelo en el bolso que era la bandera española y lo saqué. No fue premeditado. Fue una reacción espontánea. Después recibí el puñetazo", ha señalado. 

El agresor se llama Joan Ramon Leandro Ventura. Se gana la vida como patrón de barco y trabaja actualmente en la empresa Boteros Amarradores de Tarragona. En 2011 fue como número 25 en las listas municipales de Solidaritat Catalana per la Independència, la coalición electoral creada por el expresidente del Fútbol Club Barcelona Joan Laporta. 

Lo más