Juan Manuel Cotelo: “Somos adictos al amor”

Dirige la película “El Mayor Regalo” que se estrena el 9 de noviembre

El director de cine Juan Manuel Cotelo nos presenta su última cinta, "El mayor regalo"

  • item no encontrado

Redactora de 'Herrera en COPE'

@babushkarchilla

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 12:10

Montado en un caballo (y no es broma), Juan Manuel Cotelo va en busca de historias con final feliz. Historias donde el perdón es la única manera de enderezar el camino de la maldad y el sufrimiento. Mientras rueda un western donde lo más probable es que muera algún vaquero, se entremezclan las historias que nos harán creer un poquito más en las personas.

Espero que derraméis alguna lágrima, y que os riáis”, dice Cotelo porque es posible sonreír después de conocer historias como la del jefe de explosivos del IRA Shane O' Doherty , la de una víctima de ETA como Irene Villa, o la de exguerrilleros de las FARC en Colombia. “A veces es importante el silencio y la cárcel les ha cambiado, y les ha hecho reflexionar para pedir perdón”.

Adelanta que en el caso de la violencia del IRA “muchas aceptaron y muchas no”. Y es que “ganarse el perdón puede ser tarea de toda una vida”. El arrepentimiento viene de un asesino y de una víctima que “recibe empujoncitos, le llevan a la venganza y al odio”. Y es que Juan Manuel Cotelo conoce muchos historias en Colombia de víctimas “que se alimentan de la violencia y el odio por todo el daño que ha recibido”. En Ruanda recuerda como “el corazón es de cemento cuando aprietan el gatillo, y cuando la víctima muere de repente se vuelve de carne”. El largometraje de Cotelo muestra además, que las propias víctimas también perdonan.

No solo hay historias de violencia, donde impera el perdón, sino historias de amor. De parejas que se rompen, y hombres que rezan por que todo vuelva a su lugar. “El clima de perdón y de paz, se gesta en casa”. Y si en casa no tienen ese clima, entonces métanse en un cine, porque “somos adictos al amor, nos gustan las historias buenas”. Y casi seguro que saldrán, inmensamente satisfechos.

Lo más