'Herrera en COPE'

Compañero de Félix Rodríguez de la Fuente: "Después del accidente me fui a vivir a África porque no me adaptaba a vivir con el hombre"

 

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 13:33

Tal día como hoy, un 14 de marzo de hace 90 años, nacía Félix Rodríguez de la Fuente en el municipio burgalés de Poza de la Sal, y tal día como hoy, hace 38 años, moría en un accidente de aviación en Alaska. Una macabra coincidencia que, sin embargo, sirve para mantener vivo el recuerdo del conductor de El Hombre y la Tierra”, el célebre programa que dirigió para Televisión Española entre 1973 y 1980.

Este miércoles ha sido entrevistado en ‘Herrera en COPE’ Miguel Molina, operador de cámara de Félix Rodríguez de la Fuente, quien ha señalado que “lo que Félix quería era que el hombre aprendiera algo de la naturaleza, y cada vez hemos ido a peor. El hombre ha perdido el contacto y ahora hay que recuperarlo”, ha señalado.

A pesar de ser un rostro habitual en los hogares de los españoles durante años, Rodríguez de la Fuente no fue un personaje mediático que gustase de airear sus intimidades. Su compañero, Miguel Molina, ha dicho que “era un luchador, que no reconocía la capacidad de la derrota y que tenia un carácter positivo”. No obstante, ha señalado que “no era un hombre fácil, tenía temperamento, pero es cierto que estaba en un país donde a la naturaleza no se le respetaba demasiado”.

Trabajador minucioso, hasta el punto de pasarse cuatro años siguiendo a una manada de lobos para grabar un documental, Molina, que compartió seis años de su vida profesional junto a Félix Rodríguez de la Fuente, ha dicho que “ni si quiera los altos directivos de nuestras empresas eran conscientes del pedazo de programa que estábamos haciendo y de lo complicado que era”.

A pesar de que empezó a grabar con el presentador debido a su afición por la naturaleza, de la que empezó a disfrutar de niño, cuando su padre lo llevaba a pasear por la Mancha, Molina ha confesado que una vez que se produjo el fatal desenlace de Félix Rodríguez de la Fuente se fue a África “porque no se adaptaba a vivir con el hombre ya”.

Lo más