Conductor al que han tirado neumáticos en la AP-7: "No sé cómo no me he roto el cuello"

Le han tirado neumáticos en la AP-7 a primera hora de la mañana

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:02

Joaquín es un camionero que a primera hora de la mañana ha sufrido un ataque de los independentistas radicales. Como ha contado en ‘Herrera en COPE’ cuando se encontraba circulando por la AP-7 dirección a Gerona, una vez que salía de descargar de Tarragona, “unos 20-25 individuos nos han tirado neumáticos a la autopista”.

Un momento en el que este camionero ha “temido” por su vida ya que ha tenido que maniobrar de manera rápida para evitar un accidente porque el camión que le precedía “ha estado a punto de darme por detrás” relata Joaquín, quien además ha presenciado cómo un “coche que me adelantaba por la izquierda y no sabía lo que estaba pasando, se ha estrellado contra una furgoneta que estaba delante de mí y se ha pegado un golpe”

Se lamenta Joaquín porque “no he podido parar, he intentado frenar el camión en la medida de lo posible, he podido pasar por encima de los neumáticos pero no podía detenerme porque si no podía provocar otro accidente”.

Asegura encontrarse “muy nervioso porque no me lo esperaba” y concluye “es una vergüenza lo que está ocurriendo”.

Francisco, el conductor de la furgoneta: "el impacto ha sido tremendo"

También ha pasado por 'Herrera en COPE', el conductor de la furgoneta contra la que impactaba un vehículo por intentar esquivar los neumáticos que lanzaban a la carretera los CDR. Uno de los protagonistas del accidente que contaba Joaquín a las siete de la mañana.

Francisco, conductor de la furgoneta, ha asegurado sentir miedo y da gracias por no haber sufrido ninguna lesión porque "podría haberme roto el cuello".

Su vida podría haber cambiado en tres segundos, "en una autopista que vas a 120 km/h y te encuentras a dos o tres tirando neumáticos sin luces y sin nada, pues imagínate. Me he quedado a dos metros de atropellarlos" relata Francisco que afirma que "creía que me los llevaba por delante".

Francisco consigue parar y en ese momento oye un impacto por detrás de su vehículo. Era otro coche que chocaba contra su furgoneta, "el impacto ha sido impresionante, no sé cómo no me he roto el cuello y me ha desplazado hacia la derecha la furgoneta. A los tres cuatro segundos ya estaban los neumáticos ardiendo, un cacao de coches, camiones, ¡madre mía! Estaba aturdido". 

"Mi furgoneta de un año está abollada hasta el techo" confirma Francisco que no sabe como ha quedado el vehículo que ha chocado contra él porque para evitar quedar atrapado ha seguido su camino.

Lo más