Más directos

El biker que triunfa con solo una pierna: "La fuerza no viene de lo corporal, sino de los límites del alma"

Julián Molina nos cuenta su historia de superación con la bicicleta tras perder una pierna.

 

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 09:25

Estamos malacostumbrados a pensar que un héroe debe tener habilidades sobrehumanas, o, por lo menos, alguna capacidad fuera de lo común. Y eso, inevitablemente, nos impide pensar que entre nosotros también podemos encontrar héroes. Personas comúnes que como Julián Molina, un joven colombiano que asombra al mundo con su historia. Una que comenzó cuando solo era un niño de 7 años, con un momento trágico, un accidente que le hizo perder una pierna. Sin embargo, lo que no perdió fueron las esperanzas por cumplir un sueño. Realizar deporte extremo con la bicicleta. 

A día de hoy es conocido por sus saltos, maniobras y por su incansable actitud. Una que demostró cuando con tan solo trece años decidió vender chuches en el colegio para ahorrar dinero y comprarse su primera bicicleta. Y aunque al principio solo pudo comprar el marco, Julián no persistió y obtuvo su premio, la bicicleta. La que a día de hoy le lleva a recorrer el mundo estrenando pistas como la de torrejón de Ardoz, en la que él fue un protagonista. 

Julián nunca se preguntó por sus límites, siempre supo como manejar la mente, algo que para él ha sido esencial: "Siempre motivado por el deporte extremo, nunca pensé en el equilibrio, nunca pensé en una caída, yo pensaba que era capaz de hacerlo, que era capaz de hacer muchas cosas más y es cuestión de intentarlo y creer en ti mismo".

Reconoce también que tiene paciencia respecto a la posibilidad de poder vivir del deporte, pero que va por el buen camino, que se está dando a conocer poco a poco, pero que tampoco es una preocupación. Simplemente un sueño que comparte con muchos otros deportistas a los que les concede su clave para superar obstáculos: "La fuerza no viene de lo corporal, sino de la voluntad del alma, los límites te los creas tú".

Con Julián Molina se aprende que aunque se tengan problemas siempre se pueden superar. No se es un héroe por una capacidad, Se es un héroe por una actitud.

Etiquetas

Lo más