En 'Herrera en COPE'

"Ataque sónico" a diplomáticos en Cuba, ¿un juego malévolo entre espías?

El Gobierno de EE.UU. ha informado de que 26 de sus diplomáticos se han visto afectados por un misterioso ataque sufrido en Cuba. 

 

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 16:16

"Después de someterse a una profunda evaluación médica, se ha confirmado que un diplomático que trabajaba en la embajada de Estados Unidos en Cuba muestra síntomas similares a aquellos denunciados por otros miembros", ha informado la portavoz de Departamento de Estado, Heather Nauert, a través de un comunicado.

La semana pasada las autoridades estadounidenses ya informaron de otro caso similar, que se sumaba a las dos docenas de casos idénticos que han afectado a empleados de su delegación en la capital cubana entre 2016 y 1017. "Estos dos casos son los primeros ocurridos en La Habana confirmados médicamente desde agosto de 2017. Ambos casos son el resultado de un único episodio que tuvo lugar a finales de mayo (de ese año) en una residencia diplomática en la que estaban presentes los dos diplomáticos", explicó Nauert.

La nota agrega que "la salud y el bienestar" de todos los miembros que han mostrado síntomas similares, que en un principio se achacaron a un posible ataque sónico, continúa siendo "una prioridad" para el Gobierno de Estados Unidos.

¿Qué está pasando en realidad? ¿En qué consiste un 'ataque sónico'? ¿Por qué EE.UU. informa de esta amenaza y le pone nombre y apellidos? Son algunas de las preguntas que nos hacemos ante esta información del Gobierno estadounidense.

Antonio Díaz, experto en espionaje e inteligencia militar y autor de 'Espionaje para políticos' asegura en 'Herrera en COPE' que "siempre nos faltan datos en los casos de los servicios de inteligencia. Si es algo sonoro o algún tipo de bacteria, o cualquier otra forma de ataque..., hay que investigar si estamos ante un caso de nuevas armas o se debe a otras causas", recuerda el 'Experimento Filadelfia', cuando la Armada estadounidense consiguió que un destructor fuera invisible electrónicamente en los dispositivos enemigos, incluso se dice que habría sido teletransportado 600 km hasta el puerto de Norfolk en Virginia y de vuelta al de Filadelfia.

"Los EE.UU. están intentado crear y desarrollar un tipo de arma sónica desde hace muchos años , a lo mejor estamos ante un tipo de arma que no está funcionando de manera correcta como pasó entonces, en 1943. Lo que está claro es que este tipo de tecnología requiere infraestructuras estatales, no hay grupo privado que lo desarrolle por su cuenta" añade Antonio Díaz que explica como estaríamos seguramente ante un tipo de comunicación entre grandes potencias y sus servicios de inteligencia, "todo lo que suponga una posibilidad de atacar al adversario sin ejercer una gran capacidad de violencia, cuanto más limpio, lo hemos visto en los casos de los espías Londres y Moscú, sustancias tóxicas como el polonio, guerra biológica y aquí podemos estar ante lo mismo. En la guerra global lo que están buscando es posicionarse, mandar mensajes, por eso creo que nos están ocultando información y que esto es un envío de mensajes entre grandes potencias y servicios de seguridad., Ojo hay nuevas formas tenemos la ciberguerra y este ataque sónico, entre ellos se entienden bien y saben por qué están haciendo esto".

Es por tanto un juego de espías y de estrategias, "es de enseñar y obligar al otro a posicionarse, en el caso de los espías de Londres era una forma de provocar una sobrerreacción al Reino Unido que está muy aislado por el brexit es mucho más malévolo de lo que podríamos pensar, históricamente se pensaba que esto era una guerra limpia, ahora se considera como parte de la política exterior de un país, es un juego de espías bastante complejo".

¿Qué países pueden hacer más daño sin que nos demos cuenta? "Las grandes amenazas que tenemos son el terrorismo y el crimen organizado es una amenaza latente, muy silenciosa y peligrosa que está penetrando en las estructuras políticas, policiales, judiciales del mundo y esa es la gran amenaza, visualmente la capacidad que pueden tener Israel o China, nadie ha llevado al límite las capacidades de la ciberguerra o el ciberataque. Al fin y al cabo los estados tienen que cumplir una serie de reglas y solo son los cuatro o cinco grandes no hay más que puedan tener esta capacidad" afirma el experto en espionaje, Antonio Díaz.

Etiquetas

Lo más