COPE

Herrera: "No se puede culpar de la muerte de Laura Luelmo a los hombres, solo a uno que ya había asesinado"

La reunión entre Pedro Sánchez y Quim Torra entre las claves informativas de este jueves en el que se busca al marinero desaparecido en Galicia

Carlos Herrera

Carlos Herrera

'Herrera en COPE'

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 11:33

Audio

 

Señoras, señores, me alegro, ¡buenos días!

Es jueves. Es 20 de diciembre del 2018. Son las 8 de la mañana, son las 7 en Canarias. Hoy es un día donde hay cielos despejados. Hombre, puede llover en Castilla y León, en el norte y en Galicia. Lo demás, bueno, sol, algunas nubes, temperaturas agradables para esa época del año. Sí, hombre, si esa temperatura la hiciera el mes de agosto, pues seguramente no diríamos eso, ¿no?, pero para esta entrada del invierno, que va a entrar mañana, sí que son temperaturas agradables.

No es agradable necesariamente la información. Diría que casi nunca lo es o que la que lo es, no es tal información, decían los viejos clásicos. Efectivamente, un pesquero en Finisterre por razones que se desconocen naufragó y le ha costado la vida a tres pescadores y a otro más que a estas horas está desaparecido.

ESCUCHA AQUÍ EL MONÓLOGO DE HERRERA DE ESTE JUEVES

Pero todo el foco, el foco principal, la verdad es que está repartido en dos lugares. Uno es una pequeña población de Huelva donde la Guardia Civil continúa las investigaciones para ir definiendo cada una de las responsabilidades del asesino Bernardo Montoya. Asesino confeso de la joven Laura Luelmo. Esta investigación ha dejado de momento varias cosas: una la autopsia, que fue agredida sexualmente antes de ser asesinada. Luego hay muchos rastros de sangre en la casa de este tío, de Bernardo Montoya. Está mintiendo todo lo que puede, claro, aconsejado por su abogado para ver si rebaja una posible condena, pero lo tiene difícil.

Lo que ha contado es que la chica le preguntó por un supermercado, él la engañó, la envío a un callejón sin salida donde llegó antes, la esperó, la golpeó, le hizo perder el conocimiento, se la llevó, abusó sexualmente de ella y luego, arrastrándola, se la llevó hasta las jaras donde dejó el cadáver y se deshizo del teléfono móvil, las zapatillas, etcétera, etcétera. Esto, el informe forense dice que Laura murió entre 48 y 72 horas después de su desaparición de un fuerte golpe en la frente y que el agresor dejó restos biológicos en su cuerpo.

Es inevitable que en el debate entre ahora de nuevo la prisión permanente revisable y que ayer hubiera sesión en el Congreso precisamente a este respecto con un exceso de sobreactuación por parte de algunos grupos políticos. Pablo Casado sacó el tema y algunos dicen: “No, pero es que esto es no respetar el cadáver de una mujer. Con un cadáver caliente, ¿cómo se puede hacer política?”. Vamos a ver, ¿dónde si no en el Congreso se va a hablar de estas cosas? Lógicamente hay que hablar de estas cosas. De las medidas que puedan evitar crímenes como este. Y algunos dirán: “ No, no, educando mejor a los hombres”.

Vamos a ver, los crímenes son individuales, no colectivos. Y los comportamientos, en fin, no se puede culpar colectivamente de un asesinato como este. Lo que pasa que muchos responsables políticos parece que tienen cierto temor a la culpa individual, ¿no? Oiga, vamos a ver, el que ha matado a esta joven se llama Bernardo Montoya. Estaba en la cárcel por haber asesinado ya antes, para haber robado, por haber intentado violar, por muchas razones. Y estaba libre porque el ordenamiento jurídico español permite que esté libre.

Dijo ayer Pedro Sánchez: “La prision revisable no hubiera evitado, no ha evitado la muerte de Laura Luelmo porque estaba, ahora mismo está en vigor”. No, no, no, no, no. Vamos a ver, Pedro Sánchez es bastante tramposo per se. Pero esto ya son trampas que las ve hasta un niño chico. La prisión permanente revisable no estaba en vigor cuando fue detenido por el anterior crimen Bernardo Montoya. Y está en vigor ahora y puede hacer que Bernardo Montoya pase unos cuantos años sin salir de la cárcel.

Eso sí, lo que estaba en vigor era la Ley de Violencia de Género, que es la que no ha evitado este crimen, por cierto. Y ahora, efectivamente, hay intervenciones en el Congreso, ayer histéricas, esta histérica de Podemos, que se llama Belarra, creo, o algo parecido, y esta sensación que quieren transmitir de que las mujeres no pueden salir solas a la calle a pasear porque los hombres también salen y las matan. A una mujer la ha matado un hombre. Un asesino, por cierto, que además ya tenía experiencia de asesino. No es una muerte colectiva. Y no es un asesinato colectivo. Además, las estadísticas dicen que España es el segundo país más seguro de Europa, donde menos mujeres mueren por violencia machista y donde menos asesinatos en general hay en Europa. Yo creo que es más seguro Japón y alguno más. No sé si Canadá, pero en esas cifras está España. Es decir, que conviene que no nos llevemos las manos a la cabeza más allá de lo que nos va a permitir protegernos de individuos como Bernardo Montoya, que si no atacaba a esta mujer hubiera tocado a otra porque el mal desgraciadamente existe y está encarnado en asesinos como este.

Luego Pedro Sánchez, el mismo Pedro Sánchez este, el trampitas, se va a reunir finalmente en el Palacio de Pedralbes con Quim Torra. Y lo va a hacer en el formato, pues seguramente que más le gusta a Quim Torra, que es una especie de cumbrita. Cumbrita de paisecitos con ministritos para hablar de cositas. Hombre, de cositas que no son nada despreciables o desechables, que tiene que ver con la integridad del Estado español, entre otras.

Vídeo

 

Evidentemente, Pedro Sánchez le va a decir a este Torra que no a todo o a casi todo. Pero solamente esa reunión interesada por parte de Pedro Sánchez para así formar o tener el voto afirmativo de Junts per Cataluña para desbloquear el techo de gasto es una humillación. Es una humillación del Gobierno español solo para beneficio personal de Sánchez. ¡Qué pesadez con tender puentes y tender puentes y tender puentes cuando se llevan tendiendo puentes toda la vida! Y, oiga, de este lado para aquel se cruza, pero de aquel para este se cruza muy poco, eh.

El formato claramente favorece a Torra. Es un pago anticipado por lo que le he dicho del techo de gasto, pero luego, en realidad, tiene corto recorrido porque tiene que volver al Senado y en el Senado tiene mayoría el Partido Popular.

Y el viernes, bueno, pues vamos a ver si conseguimos hacer de Barcelona una ratonera. Cortar avenidas, calles, infraestructuras, lo que haga falta, animados por las autoridades que amparan la violencia. Autoridades que amparan la violencia. Los independentistas quieren evitar la salida del Consejo de Ministros porque saben que la entrada, si lo hacen, están sujetos a un artículo o a un par de artículos del Código Penal que dicen que el que impide la celebración de un Consejo de Ministros, pues tiene una pena determinada. Vale, vale, pero no dice nada de que no les deja salir de ahí, con lo cual, yo abarroto el sitio, yo no impido el Consejo de Ministros, pero lo encierro y a ver cómo sales.

¿Pues cómo saldrá? Pues actuando la Policía. ¿Y cómo actuará la Policía? Pues disturbios en Barcelona mientras su alcaldesa, la inconfundible Ada Colau, no está en absoluto preocupada porque mañana la ciudad sea ingobernable. Está preocupada porque un guardia municipal mató a un perro que le atacó. Y esta sujeta ha escrito un tweet que dice: “Barcelona quiere los animales. No queremos que vuelvan a pasar hechos como este. Por eso, cuando concluya la investigación revisaremos los protocolos de intervención con animales para buscar margen de mejora”. Esto quiere decir: “Guardia urbano te tenías que haber dejado matar por el perro. ¿Qué es eso de matar a un perro que te quiere atacar y que se te tira al cuello con..?” Bueno, pues en eso está esta cosa que dicen que preside el Ayuntamiento de Barcelona. Y así, claro, hasta la victoria final, claro.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo