Herrera: "Cuando se unen Sánchez e Iglesias la toxicidad alcanza dosis preocupantes"

Escucha el análisis de la actualidad que este viernes te trae Carlos Herrera comenzando por la reunión mantenida entre el presidente del Gobierno y el líder de Podemos

Carlos Herrera

Carlos Herrera

'Herrera en COPE'

Tiempo de lectura: 5' Actualizado 12:33

 

Señoras, señores, me alegro, ¡buenos días!

Es 7 de septiembre del 2018. 7 ya, 7. Sí, sí, sí, sí. Cuando acabe el fin de semana, el primer tercio de este mes nos lo habremos cargado, y cuando acabe el mes quedará una cuarta parte del 2018 para llegar a las uvas. Total, si ponen ustedes la mano haciendo visera en las cejas, seguramente al fondo, muy al fondo, ven como asoma 2019. Todo llegará, eh. Todo llegará.

Es una jornada con lluvias intensas en Cataluña, Comunidad Valenciana y Baleares, que era más o menos lo que venía pasando estos días, y vuelve el sol al Cantábrico. Hay tiempo estable, cielos despejados en el resto. Digamos que las temperaturas se recomponen un poco, suben y... Bueno, va a ser un fin de semana agradable en buena parte del país.

ESCUCHA AQUÍ EL ANÁLISIS DE HERRERA DE ESTE VIERNES 7 DE SEPTIEMBRE 

Miren, cuando se juntan... Pedro Sánchez... Una... Digamos un diagnóstico no es una verdad absoluta, es un diagnóstico. Diagnóstico de entrada. Pedro Sánchez de por sí ya es bastante tóxico, pero si se junta con el cantamañanas de Pablo Iglesias de compañero, la toxicidad alcanza dosis seriamente preocupantes. Y es lo que hicieron ayer: juntarse para evidenciar que Pablo Iglesias es otro vicepresidente del Gobierno, que es lo que él quiere ser, y que lo plastifico en esa frase que es “se co-gobierna desde el Parlamento”. Eso de co-gobernar desde el Parlamento, ¿qué es lo que es? Yo le impongo condiciones a Pedro Sánchez a cambio de mis votos para que tenga... Como tiene 84, como tiene un churrete de Grupo Parlamentario, me necesita a mí. Yo pongo mis condiciones.

¿Y mis condiciones cuáles son? Pues, hombre, alguna de las cosas tan dispares como las que ayer en una reunión llegaron a decidir: quitarle una medalla a Billy el Niño, reconocer al Estado palestino, fijar los precios por decreto de alquileres... Es decir, oiga, ¿da para tanto una reunión? ¿Tantas cosas, por otra parte tan dispersas, se hablan en una reunión? ¿Se llega a ese tipo de acuerdos?

Video-resumen del monólogo de las 8 de Carlos Herrera sobre la reunión que tuvieron ayer Pablo Iglesias y Pedro Sánchez en Moncloa.

Pedro Sánchez quiere hacer sus presupuestos y saca el lápiz, como lo decía esta mañana, y cuenta. Yo tengo 84, este de la coleta tiene 70 y pico, el PNV que está a lo que está, siempre que trinque nos dirá que sí, 160. Bueno, oye, yo con 160 saco unos presupuestos progresistas. La palabra mágica tiene que estar por medio siempre. Y si me dicen que no... Hombre, la derecha esta irracional, esta derecha me dirá que no. Pero Esquerra y el PDeCAT si me dicen que no, pues yo me hago la víctima: por favor, parece mentira. Al progreso se oponen los secesionistas. Estos que tal y que cual te han votado y te han llevado a la Moncloa, pero bueno... Te han votado en la moción de censura. Y luego, la derecha irracional y yo la aureola. Bueno, tú te pones la aureola pero el país sin presupuestos y tú gobernando con unos presupuestos del PP prorrogados.

Bueno, ¿y lo de ayer qué significó? El que le hace la agenda al presidente del Gobierno ayer se cubrió de gloria porque, por un lado, se entrevista con Moscovich. ¿Quién es Moscovich? El guardián de las cuentas de la Unión Europea que tiene la Comisión. Comisario de la cosa correspondiente que viene y que le dice a Pedro Sánchez: Oye, oye, tendríais que estar en un déficit del 2,1 y estáis en el 3. Así que dentro de pocos días, un mes a lo más tardar, me tienes que presentar un papel con las ideas que tienes para reducir ese déficit. Y los déficit, mientras no se demuestre lo contrario, se solucionan de pocas maneras. Una, gastando menos; otra, recaudando más; otra, endeudándose. 

Hombre, lo de endeudarse más ya... En fin... Es que ya debemos hasta el empaste de las muelas. Recaudando más... Como este país no va a descubrir el petróleo, recaudar más significa extorsionar más a los impositores, a los ciudadanos, cosa en la que esta izquierda es especialista. Y gastar menos, pues hombre, gastar menos, no va acorde con la segunda reunión que tuvo ayer Pedro Sánchez, que fue con Pablo Iglesias.

Y lo curioso del caso es que Pedro Sánchez le dijo que sí a los dos. A Moscovici diciéndole: “No te preocupes. Lo voy a bordar con el déficit. Lo voy a bordar con las cuentas que te voy a presentar. Y a Pablo Iglesias: “No te preocupes. Se sube el gasto lo que haga falta”. Cada vez que se reúnen estos dos, ayer lo decía Fernando Jauregui, es verdad, no sale nunca nada bueno, eh.

¿Qué es lo que ayer pretendió hacer entonces Sánchez? ¿Cambiar visibilidad por votos? Pues puede que sea así, pero subir los impuestos, atizar fiscalmente a ciudadanos y a las empresas como pretende Podemos hace que haya inversores que no vengan y algunos que están aquí que se vayan. Y, desde luego, hace que las empresas pierdan competitividad. En un momento de desaceleración económica, con los datos de paro que hemos tenido hace 4 días, ¿es lo más inteligente obrar de esta manera? Pues... Ayer, fíjense, curioso, la única de verdad decisión que tomaron era bajarle los impuestos a los autónomos, que no es una mala idea. Hombre, si todo fuera en ese sentido...

Imágenes del encuentro del comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez en el Palacio de la Moncloa.

Miren, subir impuestos, aumentar el gasto y aumentar el déficit le gusta mucho a los suyos, pero a la realidad no le gusta. Y la realidad es de un tozudo que... En fin... Bueno, ya veremos cuál es el documento que manda el Gobierno a Bruselas y veremos de dónde se saca el dinero para estas cosas que se le ocurren al co-gobernante desde el Parlamento que es Pablo Iglesias.

Luego, por demás, otra reunión que hubo ayer importante fue la de Fernando Grande-Marlaska y Quim Torra. Ministro del Interior, presidente de la Generalidad de Cataluña. Y el mismo que decía hace 2 días que no iba a acatar sentencias, se lo dice a un juez, además. El mismo que, bueno, incendiaba con el verbo a sus hooligans, etcétera, etcétera. Ayer le dice a Grande-Marlaska: “No te preocupes que yo y los Mossos nos vamos a encargar de que los espacios públicos en Cataluña no están llenos de lazos amarillos y que estén, sean neutrales en esta batalla, bla, bla, bla.

Y va Fernando Grande-Marlaska y se lo cree. Y se lo dice un tío que lleva un lazo amarillo en la solapa, que es un lazo que quiere decir: El Estado que tú encarnas como ministro y como juez es un Estado opresor, es un Estado fallido. Bueno, las tonterías estas que han venido diciendo en los últimos días. No le explicaron a Marlaska cómo piensan hacerlo. Pero bueno, Marlaska se lo creyó. Y miren ustedes que Marlaska ha interrogado tíos a lo largo de su carrera como juez. Vamos, angelitos, eh. Y habrá tenido que separar paja, grano, trigo, cebada, sarraceno, duro, blando y todas las variedades. Vamos, ayer se lo tragó encantado. Esas cosas que tiene la política a veces, ¿verdad?, que es diferente al del ejercicio profesional de la magistratura.

Luego, por de más, 40 años de la Constitución. 40 años de la Constitución y una serie de actos entre los que habrá alguna que otra chorrada, me imagino. Actos en los que no se invita al Rey Juan Carlos. No cuenta el Rey Juan Carlos en los 40 años de la Constitución. Es decir, el tipo que promueve, sanciona, impulsa la Constitución en España que... Bueno, en fin, la frase, la frase, el lugar común, que más progreso ha dado al pueblo, bla, bla, bla, bla. Que por otra parte es cierto. Van a invitar hasta el que barría el cuarto de deliberaciones de los padres de la Constitución. ¿Y al Rey Juan Carlos no? Pues como hoy escribo en 'ABC', yo soy Juan Carlos y os mando al carajo, pero vamos... Anda y que te ondulen con la “permanen”.

Lo más