COPE

Herrera apercibe a Iglesias: "Los que somos libres no vamos a dejar de ocuparnos de ti y de tus cloacas"

Las asociaciones de la prensa, sobre el ataque de Pablo Iglesias: "Es un intento de intimidación absolutamente rechazable e intolerable"

Carlos Herrera

Carlos Herrera

'Herrera en COPE'

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 10:05

Vídeo

Señoras, señores, me alegro, ¡buenos días!

Ya son las ocho de la mañana, las ocho del día ocho del año 20. Día, además, de cielos, hombre, no cubiertos, pero con brumas matinales, intervalos de nubes medias y altas en varios lugares de la Península Ibérica, especialmente en El Estrecho, también calimas en Canarias, y las temperaturas por ahí, bueno, como lo de siempre. Ya ven ustedes.

ESCUCHA AQUÍ EL EDITORIAL DE HERRERA

¿En qué estamos esta mañana? En varias cosas: uno, en atender lo que era previsible, no sé si inevitable, pero desde luego previsible, que eran los rebrotes que nos iban a mantener siempre permanentemente alerta. En las últimas horas se han regisrado en España 124 nuevos casos de coronavirus vinculados fundamentalmente a algunas zonas muy concretas: al brote de A Mariña, en Lugo, que parece bastante controlado; y otra muy distintas es la situación de Lérida, en el Segrià, donde la expansión de la enfermedad parece lejos de estar bajo control. Ahí se está evidenciando la falta de medios para hacer un seguimiento, un rastreo efectivo de los contagios de los casos registrados. Son muchos y es muy difícil hacerlo. Y en este caso ya la Generalidad no puede echar la culpa a Madrid de sus problemas. Tiene que apechugar con lo que hay.

UCI hospitalaria

ABC

En el mundo mundial ha causado sensación la noticia de que el presidente de Brasil, que es Jair Bolsonaro, que es un tío del que se podrán decir muchas cosas, pero, desde luego, una de ellas es que es un tío muy peculiar, ha contraido la enfermedad del coronavirus. Bolsonaro, como Trump, ha llevado meses negándose a asumir los critrerios generales de prevención contra la enfermedad y al final ha sido contagiado. Ni la ignorancia ni la propaganda te protege frente al virus. Y la progresía mundial está encantada de ver cómo lo que ellos llaman un negacionista resulta contagiado por la realidad.

EL NEGACIONISMO DE CARMEN CALVO

La progresía local aquí en España es un poquito más prudente quizás porque aquí hemos tenido muchos negacionistas antes que Bolsonaro. Hombre, cuando Carmen Calvo decía que había que ir a la manifestación del 8M, hombre, porque nos va la vida en ello o aquello que mata más el machismo que el coronavirus. Eso también era negacionismo.

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, da positivo por coronavirus y se trata con cloroquina

Marcos Correa/Brazilian presiden

Y en el capítulo de buenas noticias, hoy tiene protagonismo destacado el CSIC, que ayer anunció que ha diseñado un nuevo test de anticuerpos del cocid con un 98% de fiabilidad. La clave está que en vez de buscar anticuerpos en una sola proteína, los busca en tres. Es una buena noticia.

Mientras el Gobierno anda enredándose en su estrategia de ocultamiento del número de víctimas y todo eso, yo antes le prometía a las seis darle algunas nociones de libertad de expresión a Pablo Iglesias, que ayer aparecía desde la sede de la Secretaría de Estado de Comunicación en rueda de prensa insistiendo en su camapaña de señalamiento a periodistas, citándolos por su nombre, repitiendo insultos que algunos compañeros suyos le han dedicado en redes sociales y él habló de naturalizar insultos.

Bueno, claro, un tío que ha inventado los escraches y les llama jarabe democrático y hace de eso su especialidad tratando de legitimar conductas antidemocráticas y execrables es normal que considere legítimo llenar de insultos las redes sociales, y no solo las redes sociales, muchos otros soportes de comunicación contra periodistas que son críticos con la labor del Gobierno.

Miren, claro que se puede criticar a los periodistas, cómo no se les va a poder criticar. Se nos puede criticar y, además, entre nosotros lo hacemos con asiduidad, pero insultar o intimidar no. Es que intimidar es otra cosa. Cuando hablas desde la Vicepresidencia del Gobierno y señalas a determinados tipos porque han sido críticos con tu labor, estás intimidando, o estás calificando de extrema derecha a quien hace una crítica, estás intimidando.

Para toda esa basura ideológica de Podemos, ya saben ustedes que la libertad de expresión es un derecho colectivo, un derecho estatal, sobre todo cuando el Estado lo controlan ellos. No es un derecho individual. Este es el que decía que los medios de comunicación privados no deberían existir porque son una amenaza para el sistema democrático. Sería bueno saber quién es más amenaza para el sistema democrático.
Eesta vez las asociaciones del sector, tan vigilantes con unos y tan permisivas con otros, pues han tenido que despertar de la siesta las FAPEs y las 'fopes' y salir a mostrar su indignación por la campaña de Iglesias contra la libertad de prensa.

Miren, además, Pablo no es una persona más. Pablito es el vicepresidente del Gobierno, él encarna el poder con todos los resortes. Por eso va en coche oficial, por eso el chalet de Falcon Crest tiene protección de guardias civiles, más que en la Valla de Melilla, por eso puede dictar normas que afectan a la vida de todos. Y el poder, querido mío, en un estado democrático está controlado para que no abusen de él las personas a las que temporalmente les encargamos que lo gestionan. Y particularmente si son como este sujeto. La auténtica naturaleza de las sociedades libres no es que la gente podamos ir a votar cada cuatro, la auténtica naturaleza de las sociedades libres está en que el poder siempre esté sometido a control. Y la prensa libre no es la única, pero forma parte de esos controles.

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias durante la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias durante la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros en el Palacio de la Moncloa este martes

Por eso, los gobernantes democráticos no atacan a la prensa libre. Se aguantan lo que no les gusta y si hay algo que creen que ha sido excesivo, ahí tienen los tribunales de justicia y ahí les van a defender sus derechos porque el gobernante, precisamente por el poder que tiene, debe ejercerlo con contención porque cuando un gobernante ataca a la prensa no ejerce la libertad de expresión, está intimidando, atacando a quien tiene la obligación de controlar.

Lo que hizo ayer Iglesias es antidemocrático, pero, además de repugnante, la hipocresía con la que intentó ocultar esos ataques con un tono paternalista y profesoral para cuanto menos se hable de la tarjeta de Dina, mejor; cuanto más excite a mis bases de cara a las elecciones en Galicia y País Vasco, mejor. Y tres ministros socialistas callados como muertos silbando mirando al techo.

LAS PREGUNTAS DE HERRERA A IGLESIAS

La imagen de la soledad absoluta de un personaje que hace tiempo ha iniciado un inexorable camino hacia la irrelevancia. El problema es el daño que ha causado y que todavía puede causar a la convivencia. Y no olvidemos que todo el ruido que está causando el socio del Gobierno de Sánchez en torno a este asunto solo pretende que olvidemos las tres preguntas que Iglesias no ha contestado y que veremos si contesta en alguna de las comisiones que en algún momento deberán de abrirse en el Congreso de los Diputados:

-Iglesias, ¿por qué te quedaste un material privado que no te pertenecía?

-Iglesias, ¿ por qué lo destruiste antes de devolvérselo a su dueña?

-Iglesias, ¿por qué, además de quedártelo y destruirlo, no se lo dijiste al juez?

Y todo lo demás, perdóname, son bobadas propias de la ideologóia que te adorna, que es profundamente antidemocrática. Ahora puedes soltar a todos esos tipos que tienes ahí que no tienen nada que hacer en todo el día y que están con el teléfono haciendo tweets, insultando y todos los trolls... Ponlos a todos en movimiento, excítalos, dales su pastillita y ponlos en marcha, que da igual, que es como si un mosquito pica a un elefante. Puedes intimidar todo lo que quieras a la prensa libre, pero los que nos sentimos libres y somos libres no vamos a dejar de ocuparnos de ti y de tus cloacas.

Audio

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Reproducir
Directo Fin de Semana

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Escuchar