'Herrera en COPE'

"El Gobierno traslada a los soberanistas encarcelados por promover la ruptura de España a cárceles catalanas"

 

Tiempo de lectura: 4' Actualizado 12:08

Son las 08:00, las 07:00 en Canarias:

¿Qué tal a los buenos días? Saludos de Sergio Barbosa en nombre de toda la gente que hace posible 'Herrera en COPE' en este martes 3 de julio. Miren, hoy toca otra vez hablar de eso del espacio tiempo. Un día falta para que vuelva Carlos Herrera a la antena tras su experiencia por el Camino de Santiago. Y unas horas faltan, no sabemos exactamente cuántas, para que los primeros presos soberanistas sean trasladados a cárceles catalanas.

El plan oficial apunta a que la llegada podría producirse entre mañana miércoles y el jueves, pero seguramente será antes. Seguramente el anuncio de que Oriol Junqueras, Jordi Sànchez, Jordi Cuixart y Raül Romeva ya están en la cárcel de Lledoners; y que Carme Forcadell y Dolors Bassa ya están en la cárcel de Figueres se producirá antes de lo previsto. En algún momento los soberanistas encarcelados por haber promovido la ruptura de España y la división entre los catalanes dejarán de estar bajo el control de la administración central para estar bajo el paraguas de la Generalitat.

ESCUCHA AQUÍ EL ANÁLISIS DE SERGIO BARBOSA DE ESTE MARTES 3 DE JULIO

Ese Gobierno catalán que ha recuperado todas sus competencias, entre ellas la de prisiones. La imagen que lo puede resumir todo es esa del cambio de furgón. En algún punto de la A-2 ese guardia civil que saluda a ese mosso, ese mosso que saluda a ese guardia civil, y en un momento determinado los presos pasan al furgón de los mossos y, quién sabe, conociendo un poco cómo manejan esas cosas, los mossos que estén ahí delante, pues serán bastante simpatizantes de los presos y a lo mejor hasta le guiñan el ojo y le dicen por lo bajini lo de "benvinguts a la Republica" otra vez después de haber estado en Madrid durante unos cuantos meses.

 

El caso es que se da por hecho que habrá beneficios penitenciarios. De hecho, los sindicatos del sector ya han mostrado su deseo de que no sean demasiado cantosos, vamos a decir, para que no haya enfado entre el resto de reclusos. El caso es que a falta de una semana para la reunión entre Sánchez y Quim Torra, el nuevo Gobierno mueve ficha con un gesto polémico y arriesgado polémico, pero que Sánchez defiende casi, casi como algo administrativo.

De cómo gestione el Gobierno de Pedro Sánchez la cuestión catalana dependerá en buena medida sus posibilidades de ganar las próximas elecciones y alargar su estancia Moncloa. Desde luego, los soberanistas no van a ponerlo fácil, no se lo van a poner fácil a Pedro Sánchez porque su intención es seguir jugando a la república independiente. Fíjense, con dinero público, dinero de todos los catalanes, la Generalitat pretende pagar todo lo que ha solicitado el fugado Carles Puigdemont desde Alemania para dar la sensación de que él sigue siendo el presidente catalán de verdad, el legítimo. Un coche oficial, un chófer, una oficina con tres trabajadores y un equipo de seguridad. Es decir, Mossos d'Esquadra trasladándose a Alemania para trabajar a las órdenes de un oído de la justicia. Solo le ha faltado pedir un sastre, un cocinero y alguien que le abanique. Lo normal sería rechazar esas peticiones, pero la portavoz del Gobierno catalán, Elsa Artadi, lo da por bueno.

Se da por hecho, precisamente, que eso va a suceder. Puigdemont no renuncia a su boato en Alemania mientras los soberanistas de aquí, los del Congreso, también son insaciables. ¿Que me voy a conformar con el acercamiento de presos? Que te lo has creído tú. Ahora quiero que Moncloa hable directamente de autodeterminación, y si no te busco problemas. Si no te bloqueo el nombramiento de la nueva cúpula de Radio Televisión Española.

Ayer lo que solicitaban PSOE y Podemos no salió adelante. Quedó bloqueado y queda pendiente de una nueva votación mañana miércoles ya con una mayoría absoluta, pero no tan grande como la que se necesitaba en primera votación. Decía Joan Tardà que si quiere Pedro Sánchez tener nueva Radio Televisión Española, de su gusto, alejada del Partido Popular, ya sabe que tiene que pasar por caja.

Pues así están las cosas, Tomás Fernando Flores, el responsable de Radio 3 que quiere colocar Pedro Sánchez y Podemos, está esperando ahí en la vía de servicio porque los nacionalistas catalanes mezclan una cosa con la otra. Mezclan lo suyo con lo de Radio Televisión Española. Porque el Congreso se ha convertido en una especie de mercado en el que todo vale y en el que todo se mezcla porque el Gobierno de Sánchez no tiene 100 días de gracia, está ya sabiendo que los acreedores le están pidiendo su parte del botín, como decía Ciudadanos.

Y luego está lo de las primarias del Partido Popular. El Partido Popular ve cómo el PSOE hace, deshace, intenta hacer mientras ellos siguen buscando a su candidato. Ahora temen, o eso se dice, que el voto incontrolado de la militancia pueda deparar resultados difíciles de gestionar. ¿Qué significa eso? Pues que los principales candidatos, especialmente Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal, se temen que Pablo Casado puede conseguir un buen resultado gracias a la militancia. Pues ayer Cospedal le lanzaba un dardo: “Casado no es tan joven y no es tanta regeneración. Casado es el candidato de José María Aznar y, además, salió de la televisión”.

 

El jueves vota la militancia y se quedarán dos candidatos. Dicen en Génova, también manejan la opción de que si uno de los candidatos tiene una mayoría bastante significativa, lo mejor sería darlo por ganador definitivo para que luego en el Congreso los compromisarios no le hagan el feo a la militancia de decir: “Habéis elegido a este en el número uno, pero nosotros nos quedamos con el número 2”. Ya veremos qué sucede, pero empiezan a tirarse puyas fuertes a falta de dos días para esa votación.

Y luego está lo de los autónomos. No sabemos si ustedes eran autónomos o tienen intención de serlo, pero dice el Gobierno que se va a poner manos a la obra para que los trabajadores por cuenta propia comienzan a cotizar en función de sus ingresos reales. Según la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, hay demasiado autónomo que, facturando una cantidad considerable, paga una cuota demasiado pequeña, además de la liquidación del IVA. La idea es que los autónomos se equiparen en el pago a los trabajadores por cuenta ajena. Eso sí, también se quiere mirar por los falsos autónomos, esas personas que trabajan básicamente para una única empresa, pero que les obliga a figurar como autónomos con la consecuente pérdida de derechos.

Lo más