COPE

Cuerpos de Seguridad, contra la nueva Ley de Seguridad Ciudadana: “Es una ley de odio a la Policía"

El colectivo policial en contra de la reforma de esta Ley que se ha hecho “para proteger al delincuente”

Audio

Tiempo de lectura: 6'Actualizado 16:13

PSOE y Podemos están trabajando conjuntamente en la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana, la llamada 'Ley Mordaza', que todo apunta a que será aprobada, a pesar de tener a todas las Fuerzas y Cuerpo de Seguridad del estado en contra.

¿Cuáles son los cambios en esa Ley? Además de las devoluciones en caliente, que ya verán ustedes como eso no se va a llevar a cabo o no lo van a retocar.

Se han acordado retoques en tiempos de identificación en comisaría: no pasarán de 2 horas, tendrán que ser por causa excepcional y una vez concluida la identificación será devuelta esa persona al lugar donde se estaba manifestando por los propios policías.,

El importe de las multas va a ser reducida y sobre todo se aplicará con criterio de proporcionalidad a la capacidad económica del sancionado, es decir, con tirar por delante a los más jóvenes y tiesos pues garantizado que la multa no se aplica.

Los cacheos o registros policiales tendrán que basarse en indicios concretos y comprobables. La supresión de la prohibición de la toma y difusión de imágenes de agentes, está cantada, con lo cual se grabar a un policía y después hacer con esa grabación lo que se quiera.

Bueno y hay varias más, el hecho de no comunicar las manifestaciones y otras muchas cosas.

En ‘Herrera en COPE’ damos voz a todas las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para conocer de primera mano qué les parecen estos cambios en la Ley y a qué problemas se enfrentarían si finalmente se aprobara.

A Jesús lo que le preocupa es “que de unos años a aquí se viene criminalizando las Fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado de todo lo que pasa en la calle y la culpa es los políticos y de las leyes que ellos promulgan que cumplen”.

“Por ejemplo, no tiene ningún sentido que una persona que incumpla la norma de ir identificado en la calle, en la vía pública, digan dos horas máximas porque no da tiempo a ello. Si tú lo identificas, vale, dos horas. ¿Lo tienes que regresar al punto de partida haciendo de taxista? ¿Los efectivos se merman de la gente que suple seguridad ciudadana en las calles? Me parece gravísimo”

“También me parece muy grave que a mí me pueda grabar cualquier ciudadano, pero yo no peor no puedo grabar a un ciudadano que me está amenazando, agrediendo, insultando… No es coherente”.

Por eso, reclama Jesús que “si el Estado realmente lo que quiere es la defensa del orden constitucional, que nos pongan cámaras a todos los policías, guardias civiles y policías municipales para que las actuaciones sean grabadas y así no hay que demostrar ninguna prueba de veracidad en un juzgado”.

Sergio es policía nacional y considera que “el mensaje que se está lanzando es un poco de impunidad hacia la gente que es un poco violenta y que hace mal uso de estas libertades”.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
La Policía Nacional detiene en El Prat a un presunto fugitivo buscado desde hace más de 10 años

Destaca Sergio que “podemos ser agredidos porque se está lanzando ese mensaje de que la Policía es un mero instrumento de los políticos y un poquito para descargar esa frustración de todo lo que ocurre en la sociedad hoy en día y creemos que esto va a beneficiar a los violentos y digamos que Notamos cierta indefensión por parte de las instituciones, de los políticos, que nos deberían de proteger en nuestra labor en la calle. Incluso también de los jueces a la hora de aplicar esta normativa”.

También se pronuncia este policía sobre el tema de la grabación y el uso de las imágenes que consideran que “que va en detrimento de nuestras funciones. No es que nos sintamos indefensos porque nos graben, si no por el uso que puedan hacer de esas imágenes”. Otro de los puntos que analiza es el del principio de veracidad en el atestado “como que nos deja nuevamente en indefensión, que se pone en duda nuestra palabra, nuestra actuación”.

“Creemos que todo esto va a ser complicado y va a complicar mucho nuestro trabajo y se verá con el tiempo.”, lamenta Sergio.

Imagen archivo Policía Nacional

Coche de la Policía Nacional.

Sergio, es guardia civil en la Comunidad de Madrid y anuncia que “ya hay movilizaciones convocadas para el fin de semana último de este mes y supongo que vendrá alguna más”.

Explica este guardia civil el tema de las manifestaciones “cuando se pide que se comuniquen previamente es para poder estudiar un poco el trazado y poder detectar puntos sensibles o más peligrosos, principalmente para los propios manifestantes ya que lo que se busca es poder evitar una confrontación. Se busca, si hay que dispersar una manifestación que la gente se pueda ir, buscar vías de escape. Al no conocer el trazado de una convocatoria, eso se dificulta”.

Sobre las identificaciones, pone en alza uno de los problemas que han podido pasar desapercibidos para muchos “es importante saber si esas dos horas incluirán el posterior traslado o no, que eso puede suponer mucho tiempo; y es importante saber también si eso va para todo el territorio nacional por la distancia en la que puedan encontrarse las dependencias. También puede resultar contraproducente para la sociedad en general, no solo para el colectivo policial”.

Y termina con la cuantía de la multa progresiva señalando que “pueden favorecer comportamientos antisociales por parte de personas que a lo mejor no tienen ingresos declarados o los tienen de una cuantía menor”. Y, el tema de la grabación de las imágenes resaltando que “cuando ejerces tu labor eres una persona pública y que tus imágenes puedan circular de manera incontrolada por foros y demás pueden ponerte en riesgo a ti y a tu círculo cercano”.

La investigación fue desarrollada por la Guardia Civil

La investigación fue desarrollada por la Guardia Civil

Eugenio es agente de la policía de guardia urbana en Barcelona y representante del sindicato CSIF, y señala que “estos cambios que se pretenden realizar comprometen si caben aún más de lo que ya está en principio de autoridad y debilita gravemente el sistema público de seguridad”.

“Si analizamos estos puntos calientes de esta Ley, en cuanto es el principio de veracidad debilitará lo que es el atestado como prueba. Lo curioso de todo esto es que el gobierno dice de quitarnos este principio de veracidad en la instrucción, en la composición de lo que son los atestados, pero fíjese que no quita el principio de veracidad en las denuncias administrativas, por ejemplo. Donde yo si a usted le denuncio porque ha pasado un semáforo en rojo, mi palabra es la que vale y es usted el que tiene que demostrar que no se ha saltado el semáforo en rojo. Pues yo invito a que también quiten este principio de veracidad, ya verá que no lo hacen porque a través de este principio de veracidad las distintas administraciones estatales, autonómicas y locales ingresan mucho dinero con motivo de las denuncias administrativas que ponemos de distinta índole”, explica el agente.

“Hay más temas que nos preocupan a la Policía, por ejemplo el traslado de las personas cuando son identificadas. Podemos citar diferentes causísticas que el ciudadano tiene derecho a saber. No todas las policías de España cuentan con las mismas infraestructuras para poder hacer la identificación en dos horas, incluso aquellas que contamos con ello hay veces que se pueden ver complicadas por la complejidad de los servicios o a veces la falta de recursos humanos. Peor si a nosotros nos llaman porque en un parque, por ejemplo, hay una persona sospechosa de que está atento a los críos y demás y te la llevas a comisaría lo identificas y resulta que después tiene antecedentes por agresiones a menores o por exhibicionismo, con esta Ley tenemos que devolver a esta persona al parque, tal vez por lo que no haya hecho y que luego lo pueda hacer. O un carterista que lo podamos identificar en el metro, llevarlo a comisaría y luego lo tenemos que volver a llevar al centro comercial o al metro. Y así sucesivamente con todas las intervenciones que hagamos con las identificaciones.

Pues igual, ¿cómo vamos a gestionar nosotros las manifestaciones espontáneas desde la perspectiva de la circulación y de la seguridad si se convocan espontáneamente?. Eso será un caos”

“Y es un suma y sigue”, lamenta Eugenio.

Policía Nacional. Coche Patrulla

Coche patrulla de la Policía Nacional de Zaragoza.EUROPA PRESS

Juan, estuvo en antidisturbios 12 años, y no entiende lo de las identificaciones, “si hay una manifestación y están rompiendo cajeros, quemando cajero y contenedores ¿cómo se acerca el policía al manifestante?, primero. Segundo, si coges a cuatro para identificación tienes que llevarlo a la comisaría central, ¿en dos horas vas a identificar a los cuatro? Y, tercero, luego hay que devolverlos al sitio que estaba para que seguir tirando piedras a la Policía”.

Para Andrés, guardia civil desde hace más de 30 años en el servicio de investigación de Guipúzcoa luchando contra ETA, “esta ley que se ha hecho ahora esto es para proteger al delincuente. Muchos compañeros lo que no van a hacer es jugarse el trabajo y el pan para sus hijos. Esta ley está hecha para delincuentes, no para nosotros.”

Juan Luis, es policía nacional y nos dice que “estoy muy preocupado porque la delincuencia de ahora no se asemeja a lo que hemos vivido en tiempos atrás que noticia día sí día no vemos la violencia con la que responden los delincuentes a policías que se identifican de uniforme o de paisano. El último herido muy grave, un inspector en el metro todavía muy grave por un delincuente al que le llamó la atención”.

“El efecto llamada, el efecto boca a boca, las imágenes, lo que se oye, lo que se ve, hace que esta delincuencia violenta nos dificulte mucho nuestra labor en la calle. Nos preocupa mucho, a nosotros y a nuestras familias”

“Nos quieren quitar todo, nos quieren quitar la presunción de la veracidad, nuestro honor…”, critica José Luis.

Agustín es el secretario de comunicación de JUCIL; la Asociación Mayoritaria del Consejo de la Guardia Civil, y asegura que “es una ley de odio a la Policía, lo único que busca es la redención y la sumisión del Estado de Derecho”

“Pretenden dejarnos vendidos ante los violentos, ante los antisistema mientras por otra parte blanquean con la bendición del Gobierno a todo tipo de bárbaros que intentan tomar como rehenes a la ciudadanía. Le llamamos Ley de Sumisión y de Rendición que lo que está generando es una incertidumbre entre todos los hombres y mujeres de uniforme”

“Es ya una cuestión de Estado, si se lleva a cabo la reforma va a causar unos graves efectos a la convivencia de los ciudadanos. Los primeros afectados seremos los de uniforme”.

Agente de la Guardia Civil de servicio

Agente de la Guardia Civil de servicio

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar