Unas patatas fritas gallegas llegan a los Oscar

Aparecen en una escena de la película de Corea del Sur Parásitos, que opta a seis estatuillas

Audio

 

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 07:51

Unas patatas fritas gallegas estarán en la próxima edición de los Oscar gracias a que una lata de este aperitivo, de nombre Bonilla a la Vista, aparece en una escena de la película de Corea del Sur, Parásitos, que opta a seis estatuillas.

En el país asiático estas patatas se han convertido en un producto de culto. La gente hace cola para comprarlas y causan furor entre los “influencers”.

Todo empezó en 2016 cuando empresarios coreanos visitaron España buscando un aperitivo para exportar a su país. Y eligieron las patatas Bonilla.

La expectación que se creó en Corea a través de una campaña publicitaria fue tan espectacular que su llegada en barco fue retransmitida por la televisión, según ha contado al diario digital NIUS, Diego Armando García, responsable de marketing. Se agotaron en dos horas.

Esta compañía gallega inició su andadura en 1932. Su fundador, Salvador Bonilla, recorría las ferias de Galicia con su puesto de churros y patatas fritas.

Con mucho sacrificio, freía las patatas por la noche y las repartía por las cafeterías por la mañana. Lo hacía en moto.

Actualmente, la compañía está presente en 20 países y produce 500 toneladas al año en su fábrica de Arteixo, en La Coruña.

Su próximo eslogan podría ser: ¡Bonilla...unas patatas de Oscar!

Lo más

En directo2

El Partidazo de COPE

Con Juanma Castaño

Escuchar

El Cascabel

Con Antonio Jiménez y Susana Ollero

Ver TRECE