Boletín

El “sí, quiero” que llevó a una pareja iraní a comisaría

La historia del día en 'Herrera en COPE'

 

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 07:35

Se declararon su amor en la calle, pero fue un hecho indecente, y acabaron en la comisaría. Sucedió en Irán, el 8 de marzo, #DíaInternacionalDeLaMujer.

La pareja había formado un corazón con pétalos de rosa y globos en un centro comercial de la ciudad de Arak, en el centro del país. Y dentro de ese corazón, él le preguntó a ella si quería ser su esposa.

Ella dijo sí y ambos se abrazan, pero poco después la feliz y enamorada pareja fue detenida, por "ultrajar la decencia pública bajo influencia de la cultura degenerada occidental", según el vicedirector de la policía local.

Otro mando policial declaró que era inaceptable para la precoz pareja "hacer cuanto sea común en otros sitios del mundo sin tener en cuenta las costumbres, cultura y religión" de Irán. "El crimen es muy claro" y el arresto "no necesita explicación", sentenció el funcionario.

La agencia semioficial Fars ha condenado la "vergonzosa" petición de mano pública y ha exigido un "duro" castigo para los enamorados.

En la redes sociales se ha criticado la actuación policial. "Sólo son dos jóvenes compatriotas expresando una alegría sana", se escribe.

Afortunadamente, la pareja fue puesta en libertad bajo fianza.

En Irán, el país que idolatran Iglesias, Montero, Monedero y Echenique, el amor tiene que ser clandestino. Se persigue a los Romeos y Julietas.

Lo más