Boletín

¿Qué pasará con el comisario Montalbano tras la muerte de Andrea Camilleri?

La ‘historia del día’ en ‘Herrera en COPE’

Audio

 

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 08:40

“De vez en cuando pienso en la muerte...pero no es ninguna novedad, llevo pensando en ella toda la vida”.

Andrea Camilleri, maestro de la novela negra, ya le llegó la muerte. Ese hombre pegado a un cigarrillo, fumaba 60 al día, y con amplias gafas de pasta, ha muerto a los 93 años.

“Si pudiera me gustaría terminar mi carrera sentado en una plaza contado historias”...Quizá en la plaza de la localidad siciliana de Porto Empedocle, donde nació, reflejo de la ficticia Vigata, donde situó a su comisario Salvo Montalbano, que nació a imagen de su padre y por su admiración por Manuel Vázquez Montalbán y su Pepe Carvalho.

“Odio a Montalbano -decía-, no me es simpático, a veces siento la tentación de matarlo...Pero ¿cómo voy a liquidarlo si me ha dado celebridad, éxito, dinero...?”

Sin embargo, tras cumplir 80 años decidió acabar con su comisario novelesco. Cuando terminó el libro se lo envió a su editora con la indicación de que lo metiera en un cajón y que no lo publicara hasta que él lo decidiera o hasta su muerte.

”Es un final sin derramamiento de sangre, pero tampoco se jubila”, avanzó, enigmático. ¿Y qué pasará con Mimí, Fazio o el inefable Catarella, huérfanos de su autor?

Ese libro queda inédito, como otros, que en los último años ha dictado a su secretaria Valentina. Un glaucoma le había condenado a la ceguera. “Con la ceguera la fealdad ha desaparecido...Lo que me queda es la belleza”.

...Eterno Camilleri.

Esta es la 'Historia del día' en 'Herrera en COPE'

Lo más