Luis del Val: “Los CDR, aprovechando la cumbre del clima, van a venir a Madrid. Eso es profesionalidad”

Audio

 

Luis del Val

Colaborador

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:03

Hay mañanas que se presentan oscuras, y otras, en cambio, que aparecen repletas de signos positivos. Me he pasado el fin de semana escuchando sombríos augurios sobre la economía futura, pero este lunes, nada más abrir los periódicos, me he encontrado con guiños para estar tranquilo. El primero, es el de Rodríguez Zapatero, que transmite lo contento que está - ¡qué digo contento! - lo satisfecho que se encuentra, tras el pacto entre el PSOE y Podemos. Si Rodríguez Zapatero dice que eso va a ser bueno, es que, dentro de poco, quien ejercerá de vicepresidente económico de este gobierno, será un funcionario de Bruselas. Además, recuerda ABC que tanto Pablo Iglesias como Zapatero estuvieron juntos en un acto de apoyo a Evo Morales, ese héroe que, por el bien del pueblo, llevó a cabo un pucherazo en el recuento de votos, que tiene ahora al país en un peligroso enfrentamiento. Bueno, Evo Morales ha pedido la mediación de Zapatero -y viendo de lo que sirvió la mediación de Zapatero con Maduro- la guerra civil en Bolivia parece segura. Por si fuera poco, un ser superior en inteligencia y en cultura, un tal Torra, va a enfrentarse a unos jueces españoles, o sea bestezuelas de cerebro corrompido, y me imagino a los pobres jueces atemorizados al tener que enfrentarse a un ser tan superior. 

Y, encima, los CDR, aprovechando la cumbre del clima, van a venir a actuar a Madrid, lo cual se agradece, y es que, por fin, dado el éxito conseguido en los escenarios catalanes, se animan a hacer una gira. Los podremos ver en vivo y en directo, y confieso que, por muy pesada que se ponga mi mujer, no me lo pienso perder. Piensen en el invierno en Madrid. Las temperaturas son bajas, merced a la proximidad del Guadarrama y, aunque sólo sea por curiosidad científica no me quiero perder el efecto de un manguerazo de agua sobre un grupo de valientes secesionistas, a dos o tres grados sobre cero, que no es lo mismo que en otoño en Barcelona. Eso es profesionalidad, y venir a experimentar los efectos del clima y la temperatura de primera mano y no de referencias. Con la ropa empapada, tres o cuatro grados sobre cero, y un viento entre 14 y 22 kilómetros por hora, van a querer que el calentamiento de la tierra venga de repente y sin perder un segundo. 

Aquí, en Madrid, han venido en muchas ocasiones los secesionistas totalitarios con sus banderas, sus concentraciones autorizadas, y nadie les ha dicho nada. Incluso algunos se han extrañado de la gran indiferencia madrileña. Pero con los CDR puede variar. Corten la Gran Vía, corten el paseo Del Prado, intenten impedir que los viajeros tomen el AVE en Atocha, empleen todos sus saberes guerrilleros en molestar la vida de los madrileños, y puede que se queden asombrados de la reacción. Es más, después de disolverse, quítense los lazos amarillos antes de entrar a un bar, porque podría ocurrir que los echaran a patadas. Y es que por aquí la gente es muy paciente, y partidaria de la libertad de expresión, pero no admite que venga nadie a toquetearles las narices. Pero vengan, por favor. Puede ser la cumbre del clima en la que más gente podrá salir caliente. 

Etiquetas

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar