Boletín

Santiago González: “Pedro Sánchez ha conseguido la animadversión de toda la vieja guardia socialista”

Hasta Felipe González critica al presidente del Gobierno

Audio

 

Santiago González

Colaborador

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 08:28

El análisis de actualidad de Santi González en 'Herrera en COPE'.

Pedro Sánchez ha conseguido la animadversión unánime de toda la vieja guardia socialista. Pertenece a la lógica socialista desde Zapatero la unidad en la fobia  como aglutinante del nosotros. Tenía que ser un factor extraordinario el que llevara a Felipe González a seguir por la senda que había abierto la víspera Alfonso Guerra durante la presentación de su libro en el Congreso.

 Y si la intervención de Guerra fue notable, no le anduvo a la zaga la de Felipe González: a santo de qué relatores, notarios para certificar lo que se dice, si en el Parlamento sobran los notarios, la gente que toma nota. ¿Por qué la Generalidad no hace funcionar el Parlamento? No necesitamos relatores, me preocupa mucho la degradación institucional.

 John Müller anotaba en su cuenta de Twitter una observación pertinente: “España ya tiene un relator: el juez Llarena”.

En todo caso no parece que eso le haya servido a Sánchez para acercarse mucho a sus socios golpistas. Ni un centímetro. Ayer, el PdeCat siguió la estela de Esquerra Republicana y anunció una enmienda a la totalidad a los presupuestos de Sánchez. Y la figura del relator, que tanta desazón ha creado en la familia socialista tampoco va a servir para nada. Ellos quieren un intermediario, un mediador, pero que sea internacional. No es de extrañar que Carmen Calvo, esa trotaconventos de izquierdas, confundiera los conceptos. Ella quiere imponer un mediador para las relaciones interpersonales, lo que antes era un casamentero, pero también para ratitos cortos. Antaño estos intermediarios cobraban por su oficio. Hubo uno muy famoso en Marquina, que era ebanista. Él apalabraba el casorio y les vendía a los contrayentes el mobiliario. Ahora pagan. Eso sí, nunca con su dinero.

Lo más