Santi González: "Hace 40 años abrimos el período más largo y fructífero de nuestra historia de paz y libertad"

La celebración de #40AñosDeConstitución en el #DíaDeLaConstitución 

 

Colaborador

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 10:48

Recuerda Santi González en 'Herrera en COPE' la historia y el momento tan importante que vivimos hace 40 años con la #ConstituciónEspañola; en este #DíaDeLaConstitución en el que conmemoramos los #40AñosDeConstitución.

Hoy hablaremos de la Constitución, que cumple 40 años desde que los ciudadanos españoles  fuimos llamados a las urnas aquel miércoles. Votamos inequívocamente que sí, con ganas, diría yo y abrimos el período más largo y más fructífero de nuestra historia en paz y libertad. Aquellos hombres que debatieron el texto durante la España constituyente supieron relativizar sus diferencias para acuñar un concepto que hizo carrera: el consenso.

Éramos mejores y eran mejores quienes nos representaban, baste comparar a Tarradellas, presidente de la Generalidad por aquel entonces con Torraplá, no hay color. Tarradellas, el hombre que tenía calado a Pujol, pronosticó que Cataluña votaría ‘sí’ en masa: “Cataluña es el pueblo de España que más razones tiene para decir sí a la Constitución. Cataluña ha pagado demasiado caras sus desviaciones, no hace falta repetirlas”. Acertó: Votó ‘sí’ el 90,5% de los catalanes. Arzalluz se mostró partidario de negociar el ‘sí’, pero su partido no le dio opción e hizo campaña por la abstención con eslóganes espectaculares: “La Constitución de los EEUU no reconoce los derechos del pueblo vasco. Esta, tampoco. ¿Votaste aquella?” y esta advertencia, aun más notable: “Negación de los fueros=tres guerras civiles”, ya que habían perdido las tres.

La festividad de la Constitución de hoy es una fiesta algo fría. Baste pensar en las vueltas que ha tenido que darle la Casa Real a un asunto tan palmario como la presencia destacada del Rey emérito, su primer impulsor, en la conmemoración que hoy a mediodía va a celebrarse en el Congreso, sin que quepa descartar alguna performance de la bancada podemita.

Hoy, la Constitución tiene más enemigos de los que nunca tuvo e incluso sus partidarios condicionan su defensa a la necesidad de reformarla, empeño imposible cuando no hay un acuerdo básico, falta el consenso.

Lo más