Programa - Fin de Semana

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Sábados y domingos de 10:00h a 14:00h

    • item no encontrado
    • item no encontrado
    • item no encontrado
    • item no encontrado

"Sentimos indefensión, el Gobierno nos tiene abandonados"

Pilar forma parte de un grupo de vecinos de Vilanova y la Geltrú multados por el ayuntamiento por retirar por las noches pancartas y "plásticos" amarillos que colocan los independentistas.

 

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 12:33

Un juzgado ha archivado la denuncia contra 14 personas que fueron identificadas y multadas por los Mossos cuando retiraban lazos amarillos y propaganda independentista. Habían sido acusado de provocar daños al mobiliario urbano y hurto por haber quitado pancartas que piden libertad para los políticos independentistas presos.

Una causa que se archiva y otra que comienza porque, una vez más, otra brigada de limpieza ha sido denunciada por los mismos hechos. Esta vez los denunciados son vecinos de Vilanova  i la Geltrú y su alcaldesa, Neus Lloberas les acusa de hurto. Por ello los agentes de la policía autonómica les identifican, les retiran y requisan los objetos con los que cortan los plásticos amarillos que inundan gran parte del mobiliario urbano de las ciudades, como este caso Vilanova y les sancionan. Esto no ocurre con los CDR, que en la localidad barcelonesa se encargaron, tan solo un día después, de volver a pintar calles y vías de amarillo.  Por supuesto, ni fueron identificados ni multados por los Mossos al dañar el mobiliario urbano.

Una doble vara de medir que denuncia en 'Fin de Semana', Pilar que  forma parte de esas brigadas de limpieza de Vilanova, "es una impotencia enorme la que sentimos, el miércoles volvimos a limpiar  y nos acompañó una cámara de televisión que pudo ver el acoso que sufrimos de un grupo de separatistas muy radical porque incluso les increparon porque decían que estaban grabando, grabando qué" relata esta catalana que señala como los Mossos les retiran todo los utensilios que portan para quitar los plásticos y a los independentistas no les identifican ni requisan nada, "van con pinturas, los suben en árboles, farolas, ponen los lazos en rejas de edificios de interés cultural y luego todo esto lo tenemos que pagar todos los ciudadanos. Son actos vandálicos y no les pasa nada y a nosotros nos ponen sanciones. Si nos saltamos un semáforo nos paran, identifican y nos multan, pues esto es igual comenten infracciones contra el mobiliario urbano y aquí esto no sucede".

Sobre la denuncia de la alcaldesa en la que les acusa de hurto, Pilar asegura que "nos lo hemos tomado con humor, el coordinador de la brigada les ha escrito que no están robadas, están secuestradas, porque cada pancarta tiene un coste. Se ha pedido un rescate de 150 euros que irán a la población más desfavorecida de Vilanova".

Destaca el relato desgarrador de lo que le ha cambiado la vida a una de sus amigas que estaba casada con un Mosso, totalmente aducido por el mensaje independentista, un ejemplo de como las familias están muy divididas y que en muchos casos esas diferencias y las mentiras de los independentistas están destruyendo familias, "los Mossos es como la sociedad están rotos, el marido de mi amiga tenía una fe ciega, solo podían ver escuchar Rac1 y TV3.  Su lema era estás conmigo o contra mí y se tuvieron que divorciar ".

Ante las declaraciones y reuniones que miembros del gobierno de Pedro Sánchez están manteniendo con miembros del ejecutivo de Quim Torra, Pilar asegura que "sentimos impotencia, rabia porque nos tienen totalmente abandonados. Invitamos al señor Sánchez o a alguien de su gabinete a que esté tres días con nosotros. Nos tienen abandonados, si vas con la cara destapada la suben a la redes sociales como ha ocurrido con un padre y su hijo que incluso ya están amenazados. Sentimos indefensión. El insulto más bonito que nos dicen es que olemos mal".

Lo más