Programa - Fin de Semana

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Sábados y domingos de 10:00h a 14:00h

Los mejores editoriales de Cristina López Schlichting

A la incisiva pluma y lengua de la Directora de 'Fin de Semana' no se le ha escapado ningún tema clave, por ello, hemos elegido editoriales que van de Cataluña al Gobierno de Pedro Sánchez.

 

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 04:24

Como el curso escolar, la temporada radiofónica comienza en septiembre. Y este curso, esta temporada, sin duda ha estado marcada por Cataluñael desafío soberanista, el referéndum ilegal, las manifestaciones de unos y otros, en especial la multitudinaria que protagonizaron los catalanes que se sienten muy españoles por las calles de Barcelona. Las editoriales de Cristina, por tanto han tenido muy presente a Cataluña y sus circunstancias como la del sábado 28 de octubre en la que la Directora del 'Fin de Semana', desde Barcelona destacaba la destitución de todo el Gobierno catalán al aplicar Mariano Rajoy, entonces presidente del Gobierno, el artículo 155 de la Constitución. Cristina López Schlichting afirmaba que "era un alivio que Turull o Romeva fueran ya historia. O que el titular del Ministerio del Interior, Juan Ignacio Zoido, asumiera la dirección de los Mossos d'Esquadra al ser destituído el Mayor Trapero, colaborador necesario para el desarrollo del 1-O".

Cristina López Schlichting haciendo 'Fin de Semana' desde Barcelona

Pero para entender ese editorial había que retroceder al del domingo 1 de octubre, el de referéndum ilegal, el de las urnas de plástico, el que han querido vender los independentistas como el día de las cargas policiales obviando las provocaciones, delante de los llamados colegios electorales, a los agentes de la  Policía Nacional y Guardia Civil que cumplían órdenes. Y hay que recordar el editorial del domingo 8 de octubre cuando Barcelona fue una riada de Señeras y banderas de España. "Cataluña ha demostrado ser españolísima" decía Cristina en su editorial y admitía "tener los pelos de punta al ver la mayoría silenciosa en la calle".

 

Y aquí no acabaría el tema. Cataluña ha dado momentos para el análisis durante todo el curso del 2017/ 2018  y ha llegado hasta esta primavera, que se tornó como las de antaño, con temperaturas moderadas, tormentas y esa lluvia fina, a veces, que cala hasta los huesos. Y nos dejó por fin nuevo presidente en la Generalitat, un tal Quim Torra al que dedicaba Cristina L. Schlichting su editorial el 13 de mayo: "La torraera de Torra, Qué “torraera” nos dio ayer Torra, qué pesadez. Parecía imposible que alguien superase a Puigdemont, pero qué sabio el refrán: “Otro vendrá que bueno te hará”.  Y, oigan, siempre encuentran alguien peor, más racista, más pagado de su raza, más creído de que Cataluña es una unidad de destino en lo universal, con una entidad egregia y superior".

 

Y si Cataluña ha sido casi un nexo estos meses, el hilo que unía la bastilla de la falda, Venezuela no se ha quedado atrás con su presidente, Nicolás Maduro oprimiendo cada vez más a su pueblo y encarcelando a los políticos de la oposición, fuera sombras. Por ello recordamos la editorial del 18 de noviembre, la llegada a España del opositor venezolano, Antonio Ledezma, que conseguía salir de Venezuela, "Bienvenio Ledezma" resume la opinión con la que Cristina abría aquel sábado 'Fin de Semana' .

 

Un 31 de diciembre decimos adiós no solo a un año cargado de cosas buenas, regulares  y algunas malas, de deseos y proyectos cumplidos o que se han quedado por el camino. Un 31 dediciembre es también un día de esperanza por lo que está por venir. El pasado 31 de diciembre, sin embargo, una familia cerraba el capítulo más triste de sus vidas, al aparecer el cuerpo de su hija y hermana en un pozo de A Pobra do Caramiñal en Coruña. 500 días después de su desaparición, la Guardia Civil localizaba el cuerpo sin vida de Diana Quer. A sus padres, iba dedicada la editorial de Cristina del último día de 2017. "Los padres de Diana Quer no serán víctimas del vagar desesperado por terraplenes y basureros que padecen los padres de Marta del Castillo. El Chicle ha confesado".

 

Y los meses han ido pasando y las noticias han ido sucediéndose sin descanso. La muerte, asesinato del pequeño Gabriel, el triunfo de Putin en Rusia, la destitución de Cristina Cifuentes, su máster y el robo de dos cremas la llevaron a dejar la política. Fue una cuestión de decir la verdad. “Cifuentes o el problema de la verdad” decía Cristina, "Cifuentes dice que hizo el máster y que la Universidad ha perdido los documentos. Presenta para ello los datos de matrícula y de pago de tasas. El rector de la Universidad dice que no hay constancia de que defendiese el máster ni prueba del mismo. ¿Dónde está la verdad? Es desasosegante saber que el ser humano está condenado a moverse entre un piélago de mentiras. Cada vez nos perjudica más esta cultura donde los hechos dan igual y donde lo que importa es cómo se vendan a la opinión".

 

Si una mancha de mora con otra se quita, la última noticia siempre hace olvidar a la anterior, a la de ayer o la supera. Si el PP creía cerradas heridas con la dimisión de Cifuentes y que habría tranquilidad parlamentaria con la aprobación de los presupuestos, llegó la sentencia de la Gürtel que provocó la moción de censura de Pedro Sánchez y el PSOE. Resultado, Rajoy fuera de la Moncloa que tiene un nuevo inquilino. "Lo de Sánchez más que moción de censura, es moción de postura" decía el sábado 26 de mayo la directora de 'Fin de Semana' en su editorial.

 

Y así llegamos al "primer Consejo de Ministros del Gobierno de Pedro Sánchez. Resumen: mucho ruido y pocas nueces. Cuando el PP tomó el relevo del gobierno Zapatero presentó de inmediato una treintena de medidas concebidas como indispensables para salir del caos económico generado, pero ayer no hubo grandes novedades. En realidad, dada la rapidez del cambio de Gobierno, se pensó que comparecería ante la prensa el propio presidente para responder a las preguntas de los periodistas, pero Sánchez se empeñó en que fuese la nueva portavoz y ministra de Educación la que lo hiciese, lo que generó cierto caos, por la lógica improvisación y falta de práctica", así lo decía Cristina López Schlichting.

 

Lo más