COPE

20.000 personas visitan el Ecce Homo de Borja cada año

La pintura sigue atrayendo a curiosos de todo el mundo

Audio

 

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 14:45

Había una vez una tranquila ciudad por la que el verano pasaba apaciblemente hasta que hace siete años Cecilia Giménez Zueco decidió restaurar la pintura de un Cristo doliente con mejor intención que acierto: El Ecce Homo.

Esta historia comenzó en 2012, en el municipio de Borja (Zaragoza). Allí es donde se encuentra esta obra, de unos 50 centímetros de alto por 40 de ancho.

Lo que no esperaban los paisanos de la tierna Cecilia es que, después de aquello, su ciudad se convirtiera en todo un reclamo turístico. (La venta de recuerdos produce unos 12.000 euros netos al año. Ese dinero y el de las entradas se destina a la fundación Sancti Spiritus, una entidad sin ánimo de lucro cuyo patronato preside el alcalde de turno. La fundación, dueña del caserón y del santuario, reinvierte los beneficios. Y, sobre todo, sufraga el ingreso de ancianos sin recursos en su geriátrico

En el 'Fin de Semana' de COPE hemos hablado con Eduardo Arilla, alcalde de Borja, y con María José Sanz, guía turística en el Santuario de Misericordia de Borja, donde se encuentra el 'Ecce Homo'. "La idea es que además de ver ese fenómeno puedan ver todo el patrimonio cultural que tiene la ciudad de Borja". dice el alcalde.

"Como ya llevamos tantos años en la prensa, la gente sabe a lo que viene", explica Sanz, "pero luego se quedan encantados, porque además de ver la pintura, todo el patrimonio artístico y paisajístico les deja impresionados".

Reconoce que el interés ha descendido en los últimos tiempos. "El flujo de visitantes ha aflojado, pero ahora que viene el buen tiempo mejorará. Vienen entre 15 y 20.000 personas cada año".

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo