COPE

La vida milagrosa de Carlo Acutis, el joven que será beatificado en Asís

Carlo Acutis es un joven italiano que murió en 2006 a causa de una leucemia

La vida milagrosa de Carlo Acutis, el joven que será beatificado en Asís

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:37

Carlo Acutis, era un chico igual que los demás, pero con un acento distinto que hacía sentir amigos a todos. Apasionado por el deporte y la informática, cada día participaba en la misa y rezaba el Rosario. Nunca ocultaba su fe en la relación con sus compañeros. Su familia no frecuentaba a menudo la iglesia, pero desde muy pequeño Carlo hacía preguntas que su madre no sabía responder, y ella se quedaba perpleja ante su devoción, hasta que un sacerdote le dijo: “hay niños a los que el Señor llama desde pequeños”.

Llevaba una vida sencilla con un punto firme, la misa diaria, porque decía que la Eucaristía era su autopista hacia el Cielo. Decía también que “somos más afortunados que los Apóstoles que vivieron con Jesús hace 2.000 años, porque para encontrarnos con Él basta con que entremos en la iglesia”. Sus compañeros, incluso los no creyentes, querían estar con él,le pedían consejo y ayuda. En el barrio le conocían todos y cuando pasaba en bicicleta se paraba a saludar a los porteros, muchos de ellos de religión musulmana e hindú.

En su casa trabajaba como asistente doméstico Rajesh, un brahmán hindú. Entre él y Carlo nació una profunda amistad, hasta el punto de que Rajesh se convirtió y pidió recibir los sacramentos. Con sus primeros ahorros compró un saco de dormir para un mendigo que veía camino de la misa, ytambién hacía donativos a los capuchinos para dar de comer a los sin techo.

En 2002 se le ocurrió diseñar una exposición sobre los milagros eucarísticos, una tarea a la que dedicó tres años y en la que invirtió sus conocimientos de informática.Gracias a un boca a boca inesperado, empezó a recibir solicitudes no sólo desde las diócesis italianas sino del mundo entero.

A principios de octubre de 2006 Carlo cayó enfermo. Pronto se vio que era una leucemia sin posibilidades de curación. Plenamente consciente de su situación, dijo a su madre que ofrecía al Señor los sufrimientos que iba a padecer por el Papa y por la Iglesia. Los sufrimientos llegaron,pero cuando la enfermera le preguntaba cómo se sentía, él respondía: «bien,hay gente que está peor;no despierte a mi madre, que está cansada y se preocuparía más».

El día de su funeral, la iglesia estaba llena de gente.A muchos, sus padres no los conocían: personas sin hogar, inmigrantes, niños... Gente que les contaba cosas de Carlo que los mismos no conocían. Para muchos jóvenes se ha convertido en un ejemplo de cómo es posible vivir la fe. El próximo sábado será beatificado en Asís.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar