EN 'EL ESPEJO'

El Director de CESAL, Pablo Llano, presenta la campaña "Bajo el mismo cielo"

La campaña, "Bajo el mismo cielo", trata de apoyar tres proyectos concretos en diferentes puntos de emergencia social: Siria, Honduras y España. 

 

  • item no encontrado

Redactora de Religión

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 15:57

En El Espejo hemos hablado de la campaña Manos a la Obra de CESAL, una organización que nació hace 30 años de una experiencia cristiana vivida comunitariamente y abierta al mundo entero, que se mueve a partir de los criterios y sugerencias de la Doctrina Social de la Iglesia y de la rica experiencia histórica que la alimenta. 

El lema de esta campaña, "Bajo el mismo cielo", trata de apoyar tres proyectos concretos en diferentes puntos de emergencia social: Siria, Honduras y España.

Pablo Llano, Director de CESAL, ha explicado que con esta iniciativa quieren poner la mirada en todas esas personas que se han visto obligadas a desplazarse de sus lugares de origen, porque "todos compartimos unos mismos deseos, unas mismas aspiraciones y queremos pensar que también un destino bueno para ellos".

La labor de CESAL en Alepo, en Siria, está centrada en la reconstrucción de las viviendas de aquellas personas que quieren regresar a su lugar del origen, así como en el acompañamiento. 

"La sensación que se vive es, en parte de esperanza -ha dicho el Director de CESAL-, porque hay una pacificación. Pero la realidad es que todavía hay zonas de la ciudad en las que caen misiles a diario. La normalidad relativa".

Los medios han dejado de hablar de esta ciudad en la que el 70% edificios siguen destruidos: "¿Qué esperanza les queda? Uno de nuestros objetivos es sostener a estas personas que necesitan mucho apoyo. El estado no está reconstruyendo estas ciudades, solo iniciativas privadas. Promoviendo la reconstrucción ayudamos a las familias jóvenes, que se han quedado allí,a que vuelvan a dar vida en la ciudad".

En Honduras, CESAL lleva muchos años trabajando especialmente con los jóvenes. "La situación y las perspectivas para la población joven se ha deteriorado", ha explicado Pablo Llano. "Cuando vas por estas colonias con tanta limitación de desarrollo, porque la violencia lo condiciona todo, entiendees que se embarquen en estos viajes locos por medio mundo buscando la esperanza. En estas colonias trabajamos con cada familia tratando de reconstruir la confianza en el seno de la familia a la vez que generemos espacios en los que la violencia no lo invada todo y haya posibilidades de formación para estos jóvenes y de futuro".

La ONG CESAL también trabaja con los que han llegado hasta aquí, acogiendo, acompañando y ayudando a que se integren en la sociedad española. Tal y como ha contado P. Llano, CESAL intenta responder también a las necesidades de los inmigrantes y refugiados que llegan a nuestro país: "Muchos jóvenes con los que trabajabamos, no tenían dónde vivir y había que ofrecerles también un techo; un lugar donde se sientan acogidos. Así pusimos en marcha dos pisos y ahora vamos a abrir otros dos".

Lo más