Programa - Agropopular

Agropopular

Con César Lumbreras

Sábados 8:30h a 10:00h

César Lumbreras: Daniel Calleja y los lobos

Los lobos siguen haciendo de las suyas en distintos puntos de España y de otros Estados miembros de la UE

Daniel Calleja, Director General de Medio Ambiente de la CE

 

  • item no encontrado

'Agropopular'

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 12:31

Sufren las consecuencias los ganaderos, que ven afectadas sus explotaciones y, por supuesto, los animales domésticos como ovejas, corderos, cabras, terneras y terneros, vacas o toros, entre otros a los que ataca. Unos mueren, otros quedan malheridos y todos los miembros de esos rebaños son víctimas del estrés provocado por las incursiones de las manadas de lobos, lo que repercute, por ejemplo, en el índice de partos. El lobo tiene derecho a la vida, por supuesto, lo mismo que los animales domésticos. Y también los ganaderos que, en algunos casos, se han visto obligados a abandonar su actividad, contribuyendo al despoblamiento en zonas ya de por sí muy poco pobladas.

Ya va siendo hora de que Daniel Calleja y su banda se pongan las pilas y solucionen este problema que va a más

El origen del problema no está en España. El origen hay que buscarlo en Bruselas donde se gestó la actual normativa de la Unión Europea (UE) sobre protección de los lobos. Y allí es donde se debe encontrar una solución. En concreto, en la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea, al frente de la que está un español, Daniel Calleja. Se trata del típico alto cargo comunitario, especialista en mirar para otro lado, en no buscarse problemas, en dejar pasar el tiempo a la espera de que llegue su jubilación, que será muy generosa por cierto. Mientras tanto, eso sí, cobra “un pastón” que sale de los impuestos de los ciudadanos comunitarios, incluidos los que pagan los ganaderos que sufren las consecuencias de su falta de actividad y de mirar para otro lado. Ya va siendo hora de que Daniel Calleja y su banda se pongan las pilas y solucionen este problema que va a más. Y si no, que dimita o que lo cesen. Así no se puede continuar.

Lo más