COPE

¿Hablas a solas en voz alta?

No te preocupes, tiene beneficios

Nadie te llevará la contraria

Hablar a solas es positivo

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 10:12

Conversar a solas en voz alta es un hecho que no está bien visto, se puede asociar a trastornos mentales y por eso la mayoría no lo practicamos.
Sin embargo tiene sus beneficios, como en alguna ocasión han afirmado distintos psiquiatras y psicólogos.

No nos suele parecer tan raro cuando los niños lo hacen y hay muchos estudios que indican que es una parte importante de su desarrollo.

El hecho de hablar para sí mismos se denomina "habla egocéntrica" y se diferencia del "habla social" (el que usamos para hablar con los demás) porque en el primero no hay ningún deseo de comunicar algo a otras personas.

Según algunos expertos dialogar con nosotros mismos en voz alta nos ayuda a materializar y dar sentido a lo que pensamos. Es como un recurso extra que sacamos, un apoyo para reafirmar y organizar ciertos pensamientos que circulan por nuestra mente, sobre todo cuando estamos haciendo algo. Por ello nos damos instrucciones, correcciones o incluso ánimos, algo que además mejora nuestra capacidad lingüística, la forma de exponer las ideas que tenemos a los demás y que también nos aporta seguridad y confianza en nosotros mismos. Un ejemplo es cuando ensayamos algo que queremos trasladarle a otra persona.
Tener un diálogo contigo mismo te puede ayudar a recuperar recuerdos, tener seguridad en ti mismo y una mayor concentración, entre otros beneficios.


Como vemos, podemos estar tranquilos cuando hablemos con nosotros. No hay de qué preocuparse. Otros estudios señalan que esta práctica también ayuda a concentrarnos mejor porque nos permite focalizar la atención en un tema concreto, reduciendo las distracciones y aumentando nuestro rendimiento. Además, favorece la conexión entre neuronas, lo cual mejora el desarrollo del cerebro y la potenciación de sus funciones.

Si lo pensamos bien, cada vez que debemos resolver un problema lo hacemos mediante palabras y oraciones mentales. Entonces no es tan extraño que estas palabras las expresemos en voz alta cuando estamos solos. Lo que ocurre es que si pensamos que alguien nos puede sorprender podríamos ser objeto de burlas y bromas.

Según los expertos sólo deberíamos preocuparnos si el hecho de hablarnos en alto a nosotros a solas va acompañado de alguna patología como delirios o alucinaciones.

Un dato curioso es que el habla interna tiene un mecanismo propio en nuestro cerebro, algo que no ocurre cuando hablamos con otras personas. Así cuando hablamos con nosotros mismos aumenta la actividad del giro frontal inferior izquierdo.

PRÁCTICA HABITUAL EN NIÑOS Y NIÑAS

El habla privada consiste en la expresión oral de nuestros pensamientos y es un hábito sumamente útil y beneficioso para el desarrollo cognitivo.

El šhabla privadaš en la niñez es considerada como un mecanismo externo de pensamiento, por lo que favorece el razonamiento y procesos cognoscitivos. Con el paso del tiempo, este mecanismo se internaliza de manera gradual en forma de pensamiento verbal.

Existe un consenso general que respalda la idea de que el lenguaje es esencial para un correcto desarrollo cognitivo, ya que nos otorga un medio para expresar nuestras ideas y cuestiones.

Fue el psicólogo suizo y estudioso de la infancia, Piaget, quien en 1926 observó que aproximadamente el 50% de los niños menores de seis años hablaba solo. A partir de esa edad, el "habla egocéntrica" va descendiendo porque, según Piaget, el niño ya no necesita manifestar verbalmente sus propios pensamientos, sino que aprende y desea comunicárselos a otras personas.

Años después, el psicólogo ruso, Vygotski, matizó la teoría de Piaget diciendo que el "habla egocéntrica" era totalmente independiente del "habla social"· Es decir, el hecho de que el niño hablara solo no significaba que no tuviera deseo de comunicarse con otras personas, sino que le servía para darse órdenes verbales sobre cómo actuar.

Con el tiempo, ese "habla egocéntrica" da paso al "habla interna", que consiste en hablarse a sí mismo con el pensamiento, y no mediante el uso del lenguaje.

En conclusión se podría decir que al hablar solos, los niños están ensayando el uso lenguaje, poniendo en orden sus pensamientos y practicando maneras de hacer las cosas.


Beneficios de que los niños hablen solos:

- Practican el uso del lenguaje, los tiempos verbales y las estructuras. Amplían el vocabulario.
- Ensayan la manera de comunicarse con los demás y distintos roles sociales

- Les ayuda a poner en orden sus ideas y a llevar a cabo acciones más complejas

- Sirve para organizar sus pensamientos y expresar sus sentimientos

- Si están solos pero en un contexto de juego simbólico, los niños practican la empatía, la creatividad, la imaginación, la resolución de conflictos..

- Ayuda también a fomentar su expresión corporal

- Contribuye a reforzar su autoestima (lo que los psicopedagogos llaman "soliloquio positivo") y esto lo podemos conseguir si los adultos les hablamos de manera positiva.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar