COPE

CONSUMIDORES

El 35% de los navarros desconoce cómo ahorrar en los recibos de luz y gas

Irache aconseja asesorarse, valorar alternativas para mejorar los contratos y adoptar medidas para reducir el consumo

Audio

Pamplona

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 15:14

El 35% de los navarros desconoce qué medidas puede adoptar para ser más eficientes en el consumo de energía y ahorrar en las facturas domésticas, según señala una encuesta encargada por la Asociación de Consumidores de Navarra Irache.

Discriminación horaria

De entre los que sí conocen medidas para reducir el consumo, la más extendida es la discriminación horaria -35%-. Esta modalidad permite que el precio de la luz sea más barato según el tramo horario en el que se gaste la energía. En general, permite un ahorro que será mayor en función de la planificación familiar para poner a funcionar los electrodomésticos como la lavadora, secadora o lavavajillas en unas horas determinadas -generalmente las nocturnas y las primeras de la mañana-.

Se calcula que, como término medio, un hogar puede ahorrar como mínimo unos sesenta euros al año con la discriminación horaria, aunque este ahorro puede ser mayor en función de su organización en el consumo de energía. El Gobierno está preparando un cambio en la factura de luz que hará que, probablemente a partir de junio, el precio de la luz funcione para todos los clientes de la tarifa regulada con discriminación horaria en tres tramos diferenciados.

Modificar la potencia

La siguiente medida que conocen los ciudadanos para gastar menos en los suministros energéticos es optimizar la potencia contratada -19%-. Esta potencia es la que permite en un mismo momento tener un consumo máximo de energía. Cuanto mayor sea la energía contratada, más se pagará por el llamado término fijo. Para un hogar tipo, pasar de tener una potencia de 5 kW a una potencia de 3,30 kW podría suponer un ahorro anual de 82 euros, según la CNMC.

Hay que tener en cuenta que actualmente solo se permite modificar la potencia una vez al año y que tiene un coste: subir la potencia puede costar cerca de cincuenta euros, pero bajarla solo unos diez euros. Eso sí, antes de modificar la potencia conviene calcular bien cuál se adecúa a las necesidades de consumo de la casa.

Individualizar la calefacción

La tercera opción para ahorrar en los recibos de energía es individualizar el consumo de la calefacción -13%-. Hay que recordar que la mayor parte de los edificios en Navarra con calefacción central se van a ver obligados a efectuar este cambio. Hay un buen número, de hecho, que ya lo han hecho.

Algunas estimaciones indican que individualizar el consumo de calefacción puede suponer, como término medio, un ahorro por hogar de doscientos euros al año, si bien ello dependerá en mayor medida del uso que se haga de ella. Eso sí, hay que contar con el coste que supone cambiar el sistema. Una encuesta encargada por Irache muestra que, de las personas a las que les gustaría reformar su casa, un 13% querrían cambiar su sistema de calefacción.

Comparar ofertas, valorar servicios vinculados

Además de estas medidas, hay otras que también pueden ayudar a ahorrar en la factura de luz. Una de ellas es elegir el contrato que pueda adecuarse más a nuestras necesidades y resultar mas económico. Según el comparador de la CNMC entre un contrato de luz y gas y otro puede haber una diferencia de 184 euros al año. Otro punto importante son los servicios vinculados, que pueden suponer un sobre coste de más de 200 euros en algunos casos.

Hábitos para reducir el consumo

Además de ahorrar en el contrato, también se puede disminuir el gasto energético con algunos hábitos domésticos. Estos son algunos datos a tener en cuenta:

Los electrodomésticos de eficiencia energética A pueden consumir hasta un 50% menos de energía.

Las bombillas de bajo consumo duran hasta 8 veces más que las normales.

El microondas supone un ahorro de entre el 60% y 70% sobre la energía que gasta el horno.

Un buen aislamiento térmico de la vivienda conlleva un ahorro económico de hasta el 30% en calefacción o aire acondicionado.

Cada grado de temperatura de más en calefacción aumenta el gasto entre un 6% y un 8%.

Poner el programa de la lavadora a 30 grados en lugar de a 60 grados puede reducir el gasto económico a la mitad.

El autoconsumo, otra posibilidad

También cabe la posibilidad de plantearse instalar paneles solares u otros sistemas de autoconsumo energético. Algunos estudios consideran que este sistema puede suponer un ahorro de entre el 30% y el 50% para el consumidor. Sin embargo, hay que contar con la importante inversión que supone la instalación de los paneles. Una vez instalados, el consumidor producirá parte de la energía que consume e incluso en algunos casos será compensado por los excedentes que vierta en el sistema general. En cualquier caso, antes de decidirse por esta alternativa conviene llevar a cabo un estudio detallado del proyecto.

Irache aconseja asesorarse, valorar posibilidades y reducir el consumo

En cualquier caso, Irache aconseja a los consumidores que se asesoren sobre las posibilidades de mejorar las condiciones de sus contratos de luz o de gas, comparar ofertas y posibilidades que se ofrecen en el mercado e informarse sobre hábitos domésticos que pueden reducir el consumo energético y reducir así el gasto.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar