COPE

Todo lo que debes saber sobre el aceite de girasol: ¿Es saludable?

Hay quien señala que el aceite de girarsol es perjudicial. La cuestión no es que sea de mala calidad o malo, sino que el de oliva tiene muchísimos más beneficios para nuestra salud

Todo lo que debes saber sobre el aceite de girasol

Rocío Ruiz

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:38

Hace no tantos años el aceite de oliva era una suerte de apestado. Los médicos españoles recomendaban a sus pacientes eliminarlo de sus cocinas porque, decían, aumentaba el nivel de colesterol. Ahora, en cambio, el aceite de oliva es un componente esencial de nuestra dieta. Y el apestado no es otro que el de girasol. ¿Pero es tan malo como se dice?.

Beatriz Robles, tecnóloga de alimentos, profesora en la Universidad Isabel I y autora de "Come seguro comiendo de todo" ya explicó en su publicación que “No. Es perfectamente adecuado para una dieta sana, pero lo cierto es que el aceite de oliva puede ser mucho más interesante”. "La cuestión no es que el aceite de girasol sea malo, sino que el de oliva tiene muchísimos más beneficios para nuestra salud. Y es que, a parte de ser más rico en ácidos grasos monoinsaturados, como el ácido oleico, el aceite de oliva también tiene polifenoles y antioxidantes, elementos con un potentísimo papel en determinados marcadores de salud. Una dieta con aceite de oliva mejora la salud cardiovascular”, asegura Robles a COMER. No es casualidad, entonces, que la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD) recomiende que la fuente principal de grasas sea el aceite de oliva. Eso sí, siempre que sea virgen.

Pero más allá de si elegimos un aceite de girasol o de oliva es fundamental fijarse en otro elemento: si es virgen o refinado. “No tienen nada que ver”, asegura la nutricionista Beatriz Robles. “Un aceite vegetal virgen es de muchísima mayor calidad y su efecto sobre nuestra salud es mucho más acusado para bien que un aceite vegetal refinado”. “Si no pone nada es aceite refinado y, por lo tanto, aceite de mucha menor calidad”, sentencia.

El aceite de girasol -es bien sabido- era mucho más barato y por eso se ha convertido en la alternativa en muchos hogares españoles. Si nos decantamos por él, los expertos recomiendan optar por uno virgen. Y es que dentro de los aceites de girasol los hay peores y mejores.

La invasión de Rusia a Ucrania ha cambiado el foco y ahora no se habla de si es o no saludable sino de los posibles problemas de desabastecimiento. Una parte de la industria agroalimentaria española quedará paralizada si en cuatro semanas no encuentra un sustitutivo para el aceite de girasol, usado para la elaboración de multitud de productos, desde bollería y conservas a salsas y fritos, y cuyas reservas no aguantarán más de un mes.

La guerra en Ucrania ha detenido la actividad en las refinerías de ese país, desde el que España recibe el 62 % del aceite de girasol que utiliza, los barcos no circulan por el estrecho del Bósforo y ya sólo queda el aceite que estaba en existencias.

El desabastecimiento "es inminente", ha expresado a Efe Rubén Moreno, director general de Produlce, asociación que representa a las empresas del sector de los dulces, las galletas y la pastelería y a la que pertenecen Bimbo, Gullón o Nestlé, entre otras muchas.

"Tenemos ya los 'stocks' al límite y dentro de un par de semanas las empresas más tempranas se habrán quedado sin aceite de girasol y en un plazo máximo de cuatro semanas todas las empresas", ha abundado Moreno.

En el mismo sentido se han manifestado representantes de la Agrupación Española de Fabricantes de Conservas Vegetales (Agrucón) y también lo ha dicho el secretario general de la Asociación Nacional de Fabricantes de Conservas de Pescados (Anfaco-Cecopesca), Juan Vieites, quien ha afirmado que el desabastecimiento es cuestión de tres semanas o de un mes.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Reproducir
Directo Fin de Semana

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Escuchar