Depuradora

Emaya retira 475 toneladas de toallitas, compresas, bastoncitos de oído, etc. en lo que llevamos de año

Retirar estos residuos que atascan depuradoras, alcantarillas y tuberias cuesta cada año a Emaya 400 mil euros. La buena noticia es que el volumen retirado es un cinco por ciento inferior al del año pasado. 

Emaya retira 475 toneladas de toallitas, compresas, bastoncitos de oído, etc. en lo que llevamos de año

Julene Valdés

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 15:35

Toallitas, compresas, bastoncitos de los oidos... En total 475 toneladas de estos elementos ha retirado Emaya de la depuradora del Coll d'en Rabassa en lo que llevamos de año. Es un cinco por ciento menos que el año pasado pero la presidenta de Emaya, Neus Truyol, cree que no es suficiente. Considera que la campaña No alimentes al monstruo está dando sus frutos. Con pegatinas, folletos y difusión están consiguiendo que los ciudadanos se conciencien del peligro de tirar por el váter todos estos productos que no se degradan. El consistorio también está trabajando con el Gobierno central para que las empresas no mientan en los etiquetajes. Y es que aunque en algunos paquetes leemos que las toallitas se pueden tirar al inodoro no es cierto. No se degradan. 

La presidenta de Emaya, Neus Truyol, señala que eliminar los atascos que, principalmente las toallitas generan en la depuradora, ascieden a 400 mil euros al año. Las toallitas que también acaban atascando a veces alcantarillas o las tuberias de algunas calles. Es más muchas veces los atascos se producen en las propias fincas de vecinos que tienen que llamar a los operarios de la empresa pública para averiguar cuál es el problema.

Lo más