COPE

El verano gallego: más seco de lo que se piensa y el más frío desde 2012

La temperatura registrada en julio no dista mucho de la habitual en esta época del año, aunque ha habido menos horas de sol de las usuales. Tampoco ha llovido más de lo normal

Audio

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:25

Las bajas temperaturas registradas durante el pasado mes de julio en Galicia lo convierten en el más frío desde hace casi una década, en el pasado 2012. Así se ha confirmado en el avance del informe climatológico que ha presentado este miércoles la conselleira de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez, en la sede de Meteogalicia.

La titular medioambiental ha querido destacar la “irregularidad” y la “inestabilidad” del verano gallego en este 2021, pero apuntillando que ha sido un mes seco, a pesar de que muchos puedan pensar que la lluvia ha sido una tónica dominante.

Las temperaturas han sido bajas pero no debido a las precipitaciones, si no más bien a las escasas horas de Sol que ha habido durante todo el mes, con una buena cantidad de días en los que el cielo estaba completamente cubierto.

De hecho, el valor medio de las temperaturas estuvo en torno a los 19ºC, lo que en realidad representa una anomalía de -0,66ºC respecto al periodo habitual, con una media de temperatura máxima de 23,2 grados y unas mínimas de 12,4 grados.

Por otro lado, comentar que a pesar de la sensación de constantes lluvias, la realidad es que las precipitaciones estuvieron un 51% por debajo del valor climático habitual.

Santiago de Compostela, el mejor ejemplo

El primer mes completo de verano deja una sensación agridulce en la capital de Galicia, pero lo cierto es que no ha tenido registros especialmente diferentes a los de otros años.

Y es que para muchos este pasado julio ha quedado a deber en todos los aspectos, pero si nos centramos en los datos que ha destacado en rueda de prensa la conselleira de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez, este no ha sido un comienzo de verano atípico.

Es cierto que hemos visto poco el Sol, motivo por el cual las temperaturas en Santiago han estado por debajo de la media, con 22ºC frente a los 25ºC que se suelen registrar a estas alturas del año.

Por ello, este julio ha sido un mes frío en Santiago para ser verano, pero no lluvioso pese a lo que muchos puedan creer. Y es que lo cierto es que la media de días de lluvia en julio suele estar en seis y este año apenas se ha sobrepasado en una jornada, con siete en total.

Además, otro factor que genera esta sensanción de frío es la comparación con el año pasado, que fue un verano extraordinariamente caluroso.

Eso sí, cabe destacar que los días que ha llovido lo ha hecho con mas fuerza, con 32 litros por metro cuadrado, cuando la media habitual se sitúa en los 30.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Pese a todo, la gente de la capital de Galicia no pierde la esperanza de cara al mes de agosto, esperando que las previsiones de cara a la semana que viene se cumplan y empiecen a subir, poco a poco, las temperaturas.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo