JUSTICIA

Piden cuatro años de cárcel a los dueños de un inmobiliaria por cobrar 30.000 euros y no entregar la vivienda

Posteriormente el negocio entró en concurso de acreedores y no dieron cuenta de la existencia de la deuda, lo que imposibilitó a los estafados cobrar

Foto de archivo de la Audiencia Provincial de A Coruña

Foto de archivo de la Audiencia Provincial de A Coruña

COPE Ferrol - Javier García

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 20:42

La Sección segunda de la Audiencia provincial de A Coruña acogerá este martes, 19 de noviembre, a partir de las 10.00 horas, el juicio contra F. S. M. y L. A. C., ambos administradores solidarios de una inmobiliaria, que están acusados de estafa por la venta de una vivienda con plaza de garaje y trastero en el municipio de Ortigueira y para los que la acusación popular solicita cuatro años de cárcel por un presunto delito de estafa impropia en la modalidad de doble venta.

Según el escrito de la Fiscalía, uno de los acusados, en octubre de 2006, en Pontedeume, suscribió con J. R. M. A. y E. G. R., un contrato privado de compraventa sobre plano relativo a la vivienda, con un precio de 101.498,86 euros, además de 10.220 por la plaza de garaje, a lo que había que añadir el IVA.

Días más tarde, en noviembre de ese mismo año, los compradores abonaron 23.907,83 euros, y en enero de 2007 otros 5.976, 96 euros. Pero pese a ello, nunca llegaron a recibir la vivienda ni se llegó a realizar la escritura pública, ni tampoco se les devolvió dinero alguno.

Años más adelante, el 31 de diciembre de 2010, esa misma vivienda fue transmitida en escritura pública por el otro acusado a otro comprador, que “actuando de buena fe” la adquirió para sí.

Posteriormente, en noviembre de 2014, la inmobiliaria fue declarada en concurso ordinario de acreedores, en donde los propietarios no incluyeron a los primeros compradores como acreedores, por no haber comunicado uno de los acusados al administrador concursal la existencia del crédito.

De esta manera, los primeros compradores no pudieron hacer efectivas las cantidades que a su favor les fueron reconocidas por el Juzgado de Instrucción número 1 de Betanzos, y que ordenaba a los responsables de la inmobiliaria la devolución de todas las cantidades adelantadas, intereses y costas.

Además de los cuatro años de prisión para cada uno de los dos acusados, también se reclama que se les abonen a los primeros compradores de la vivienda 29.884,79 euros, que fue la cantidad que adelantaron, además de los intereses legales generados.

Lo más