Boletín

VALENCIA CF

Marcelino confirma: fichajes congelados

El técnico ratifica la noticia desvelada por COPE Valencia sobre la paralización de los fichajes

Marcelino, en un entrenamiento

Pedro Zamora y Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:11

El entrenador del Valencia, Marcelino García Toral, señaló este jueves en una comparecencia ante los medios que de cara a mejorar el equipo para la temporada que ahora comienza necesitan el complemento de un central y un lateral, además de un jugador ofensivo.

Añadió al respecto que no iba a hablar de ningún futbolista en concreto, cuando se le preguntó expresamente por la posibilidad de que llegue al Valencia el barcelonista Rafinha Alcántara.

El técnico asturiano indicó que tras la crisis vivida en el club la pasada semana, cuando el director general, Mateu Alemany estuvo a punto de abandonar la entidad, la planificación deportiva continúa igual que cuando esa crisis paralizó la actividad.

"Después del acuerdo que se alcanzó, se pensaba en que se iba a dar una mayor celeridad, pero estamos en un punto similar con la excepción de las salidas de Uros Racic y Fran Villalba", agregó el entrenador del Valencia.

"Seguimos trabajando para cerrar el equipo de acuerdo con el plan de estabilidad establecido con el propietario -Peter Lim- para completar lo que no funciona bien y mejorar lo mejorable en una plantilla extraordinaria", dijo,

El entrenador del equipo agregó que todo ello es necesario porque la temporada va a ser muy complicado. "Llegamos casi al techo el año pasado y queremos repetir algo que es muy difícil de superar", indicó.

Respecto a la situación vivida en el club en la última semana, interpretó que no ha habido una pérdida de confianza hacia el director general y el entrenador.

"Al menos nadie nos lo ha dicho y hemos estado sentamos enfrente. Creemos que no es así", dijo Marcelino, quien señaló que la crisis "es difícil de entender, además de haber sido inesperada" y agregó que hay equipos que se han "frotado las manos con los problemas del Valencia".

"Intentaremos que todo haya quedado cerrado, tal y como lo han dicho las palabras y esperamos que los hechos lo certifiquen", continuó.

También señaló que en este momento su renovación no le preocupa y que aunque le gustaría seguir mucho tiempo en el Valencia, es consciente de que los ciclos de los entrenadores son cortos.

No se pronuncio sobre si la marcha de Alemany habría provocado la suya, porque eso supondría "hablar de hipótesis" y que lo importante es seguir con el modelo de trabajo de los últimos dos años basado en el consenso.

"El club ha pasado de estar dos años en el puesto doce con unos gastos excesivos en fichajes a rentabilizar las contrataciones, quedar dos años cuarto y ganar la Copa del Rey", afirmó.

También en indicó que está feliz porque en el Valencia ha vivido momentos muy importantes de su vida, pero añadió que la semana pasadas, durante la crisis, no lo estaba tanto.