COPE

Mensaje de fin de año

Ximo Puig ve 2021 como "el año de la esperanza"

El president de la Generalitat agradece el esfuerzo de los ciudadanos y recuerda a los fallecidos y enfermos de la covid-19

Vídeo

Mensaje de fin de año del president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig.

Cope.esCastellón

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 12:12

El president de la Generalitat, Ximo Puig, se ha dirigido a los valencianos como es habitual cada 31 de diciembre en el tradicional mensaje de Fin de Año:

"Valencianas, valencianos:

Me dirijo a ustedes, a vosotros, para despedir el año más difícil de nuestras vidas.

Y lo hago desde La Nau de la Universitat de València por 3 razones: la ciencia, la educación y Europa.

Este es...

* El templo de la ciencia que nos ha traído la vacuna.

* La cuna de la educación que propicia la igualdad.

* La casa presidida por Lluís Vives, el precursor de esa Europa unida que ha de impulsarnos a un Nuevo Renacimiento.

Hoy acaba un año que nos ha llevado al límite.

Tantos muertos, tantos enfermos, tanta tristeza...

Quiero compartir todo mi afecto y un sentido abrazo con las 2.800 familias valencianas que han perdido a un ser querido.

Siempre los recordaremos. Nunca los olvidaremos.

También doy ánimos a quienes estáis en el hospital luchando por recuperaros. Vuestra salud es lo que más nos preocupa ahora mismo.

Esta pandemia nos ha privado de la salud, de la familia, del trabajo, y –a veces– de las libertades.

Aun así, este tiempo excepcional también ha visibilizado 3 grandes fortalezas:

* PRIMERA: Que tenemos unos servidores públicos en los hospitales, en los centros de salud, en las residencias, en los cuerpos de seguridad y en las aulas que han arriesgado la vida por personas desconocidas, y que han enaltecido nuestro modelo social de bienestar.

* SEGUNDA: Que contamos con un gran tejido de empresas, de cooperativas, de autónomos, de trabajadores y de trabajadoras plenamente comprometidos con la prosperidad.

* y TERCERA: Que el pueblo valenciano no es como lo pintaban cuatro tópicos falsos, sino que ha demostrado ser un pueblo inmensamente fuerte, prudente y convencido.

Hemos deshecho el estereotipo del «meninfotisme» practicando el mejor «patriotismo»: el patriotismo de los valores, del civismo y de la responsabilidad.

Por todo ello, si en abril pedí Perdón por las insuficiencias al inicio de la pandemia, quiero acabar el año dando las Gracias.

Las gracias por el extraordinario esfuerzo que ha hecho, que está haciendo y que hará la sociedad valenciana.

En medio de esta pesadilla –en medio de estas fiestas anómalas que exigen una Prudencia Máxima por parte de todas y todos–, reitero la fe en el pueblo valenciano y el honor que significa servir a los valencianos.

Hoy, por fin, cerramos este fatídico 2020.

Mañana empieza un nuevo año.

Estrenamos una Década: La Década Decisiva, la Década de las Oportunidades.

La respuesta solidaria de la Unión Europea ha sido muy distinta a la de la crisis financiera anterior.

Esto nos da fuerza para una salida más rápida, vigorosa y transformadora.

Nos encontramos ante una Oportunidad sin precedentes. Y los valencianos estamos preparados para aprovecharla.

Durante los peores compases de la pandemia, esta sociedad ha sido capaz de forjar un consenso para encarar la recuperación. Y lo ha hecho con 3 pactos:

• Un Acuerdo Social con patronal y sindicatos

• Una Alianza Institucional con Generalitat, diputaciones y ayuntamientos

• y un Pacto Político secundado por el 90% de las Corts.

Este Gran Acuerdo Valenciano tiene una agenda inmediata:

* Superación de la pandemia

* y Reactivación económica.

La prioridad, en estos meses tan difíciles que tenemos por delante, es salvar vidas, salvar empleos y salvar familias.

Aun así, NO queremos solo Levantarnos.

Queremos ponernos en pie y despegar.

Y estamos ante una Oportunidad histórica para conseguirlo.

Decía el pensador George Steiner que «Los pararrayos tienen que estar conectados a tierra». Que incluso las ideas más abstractas han de estar ancladas en la realidad.

Así es. Y la realidad que más nos preocupa, junto con la salud, es la creación de empleo.

La Comunitat Valenciana recibirá de Europa 5 veces más recursos –en solo 3 años–, que todos los fondos europeos percibidos en una década y media.

Es una situación inédita.

Esto tiene que traducirse en la creación de 90.000 puestos de trabajo en los próximos 3 años en la Comunitat Valenciana.

Empleos de calidad asociados al conocimiento, a la nueva industria, a la sostenibilidad de las nuevas energías y a la digitalización.

A partir de mañana –por tanto– ponemos la primera piedra de nuestra transformación.

A partir de mañana, damos el primer paso hacia un Nuevo Renacimiento valenciano.

El Año 21 es el Año de la Esperanza.

* Por la llegada de la vacuna gracias a la ciencia

*· Y por la reactivación impulsada desde Europa.

Esa Europa ilustrada a la que tanto contribuyó –ahora hace 500 años– Lluís Vives.

Un hombre de razón, de diálogo y de concordia.

Un humanista del Renacimiento con una visión pública condensada en una frase, una frase que todavía hoy nos ilumina:

“Tiene que ser afán particular de quienes gobiernan cuidar, y poner todo su empñeo, en que unos sirvan de auxilio a los otros,

que nadie sea oprimido,

nadie injuriado,

nadie reciba daño injusto,

y que el más débil sea asistido por el más poderoso”.

Esa es la Vía Valenciana.

El camino de los gobernantes no puede ser la crispación y las trincheras que vemos, desgraciadamente, cada día.

Porque eso, ¿de que sirve? De nada.

¿A quien le mejora la vida? Absolutamente a nadie.

Por lo tanto, desplacemos el ruido estéril.

Sobran Muros y faltan Puentes.

* Venimos de aprobar los presupuestos de 2021 para la Comunitat Valenciana, y lo hemos hecho con el mayor apoyo de la historia del autogobierno.

* También tenemos en España Presupuestos Generales del Estado por primera vez en 3 años.

*· Y, finalmente, ha habido un acuerdo sobre el Bréxit y será lo que queríamos: el menos Bréxit posible.

Ahora, lo que toca es trabajar.

Que cada uno aporte lo mejor que tenga.

Es el tiempo de la Gestión, de la Eficacia y del “Trellat”.

De ese sentido común que ha de impregnar el debate territorial español.

2021: Es el Año de la Financiación Justa en España. Tiene que serlo.

* Por justicia con territorios como la Comunitat Valenciana –profundamente discriminada–,

* y también para hacer viable una “España de Españas” que suture heridas, promueva la reconciliación y genere complicidades.

Hay que salir ya del “confinamiento mental” de ese nacionalismo excluyente que aboca a la uniformidad o al independentismo.

No: España no está rota; España es un “Trencadís”.

Un mosaico de identidades y culturas que enriquecen, que aportan, que suman.

Antes de acabar, quiero detenerme en problemas eclipsados por una pandemia que no puede borrar aquello que caracteriza a una sociedad decente.

En la Comunitat Valenciana...

* 136 mujeres han sido asesinadas por el terrorismo machista en 17 años.

* 215.000 mayores viven en soledad.

* 18.000 jóvenes han emigrado desde la anterior crisis.

* 275.000 niños y niñas están en riesgo de pobreza infantil.

* Y, en el trasfondo, un problema silencioso que es crucial: el retroceso de la Clase Media y el surgimiento de trabajadores pobres que cada mañana se enfrentan a la precariedad laboral.

Ese es un fenómeno de causas globales que tiene que centrar esta “Década de las Oportunidades”: la lucha contra la desigualdad.

Porque la cohesión de las clases sociales es

* la “razón de ser” de nuestro sistema,

* y la consecuencia del pacto social por un crecimiento justo, sostenible y equitativo.

Valencianas, Valencianos:

Tenemos muchos retos por delante. Lo sabemos. Y lo asumimos.

Lo que necesitamos es coraje y determinación.

· Coraje para evitar la parálisis;

· y Determinación para acertar el camino.

Solo les pido una cosa: Esfuerzo.

Un plus de esfuerzo individual y de esfuerzo colectivo.

Ahora que termina este año lleno de infortunios, hay que recordar...

* Las manos infantiles que han pintado dibujos de esperanza en las ventanas.

* Las manos adultas que han aplaudido agradecidas en los balcones.

* Las manos sanitarias que han cuidado con infinita humanidad.

* Las manos “esenciales” –tantas veces invisibles– que han aportado un trabajo vital.

* Las arrugadas manos de la experiencia que a tantas familias están ayudando

Con esas manos –con nuestras propias manos– saldremos adelante.

El camino ya ha empezado.

Deseo que el Nuevo Año te ayude en tu libre proyecto de vida.

Les deseo, a ustedes y a sus familias, Salud y Suerte para el primer año de una Década Decisiva,

una Década de Oportunidades,

una Década de Esperanza.

Muchas gracias".

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo La Noche

La Noche

Con Beatriz Pérez Otín

Escuchar