Boletín

CSIF denuncia graves problemas en la atención a los niños de Penyeta Roja

El Centro de Educación Especial donde hay 7 bajas sin cubrir

La diputada provincial de Acción Social, Elena Vicente-Ruiz, ha culpabilizado a la Generalitat de los problemas de atención  los niños del Centro Penyeta Roja de Castellón tras la denuncia presentada por el sindicato CSI:F.

@QuiqueRG84 Jefe de Informativos y Deportes de COPE en la provincia de Castellón.

Castellón

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14:10

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, denuncia que la falta de trabajadores del Complejo Socio-Educativo Penyeta Roja, centro adscrito a la Diputación de Castellón y que acoge también a menores tutelados por la Generalitat Valenciana, es incompatible con una correcta atención a estos usuarios que “en algunos casos, son bebés y niños de 0 a 12 años”.

CSIF denuncia así dos cuestiones, los graves problemas de recursos humanos, y que pese a los anuncios reiterados y en sentido contrario de la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, Penyeta Roja sigue acogiendo a menores de entre 0 y 12 años porque “no es tan sencillo encontrar una familia de acogida como la consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas vende desde que accedió a la Generalitat” explica el sindicato.

En materia de personal, la central sindical critica que haya solo seis Técnicos de Intervención Socioeducativa (TISE) aun cuando para la correcta atención a los niños tutelados se ha expuesto, reiteradamente, la necesidad de contar con al menos 2 técnicos más, cuestión que en última instancia se transmitió a la Diputación, sin obtener respuesta.

CSIF va más allá y asegura que el centro de acogida es solo la punta del iceberg y manifiesta que todos los servicios tienen problemas en estos momentos, en parte por una mala distribución de los recursos humanos ya que los dieciséis empleados con que contaba la Residencia Infantil se redistribuyeron, cuando la Generalitat ordenó primar la acogida en entornos familiares, para reforzar el resto de servicios “pero ahora se demuestra que se ha desvestido un santo para vestir otro”. Se refieren así a la falta de personal que tiene en jaque al Centro de Educación Especial donde hay “7 bajas sin cubrir”, lo que convierte en una odisea atender a los niños con necesidades especiales y ha provocado quejas también sin atender.

El complejo Penyeta Roja tiene un colapso que ahora mismo es estructural” explica CSIF, clara que "la mala" gestión de los recursos humanos, y sobre todo, "la no cobertura de vacantes y bajas", hacen que “ni uno solo de los servicios que albergan estas instalaciones funcione correctamente y opere al 100% de sus posibilidades”. Cita el sindicato- aparte de los agraviados servicios del Centro de Acogida y Centro de Educación Especial - la Residencia Infantil, la Guardería de Acción Social y el Internado de Deportistas-. Como consecuencia, el personal “se ve obligado a asumir una carga de trabajo extra y eso en estos servicios es muy peligroso por lo sensible que resulta el trabajo con niños y bebés”. CSIF reclama soluciones “urgentes”.

La Diputación responsabiliza a la Generalitat

La Diputación es la que gestiona Penyeta Roja, aunque en estos momentos lo hace en solitario, lo que le supone un coste anual de dos millones de euros, ya que la Generalitat lleva varios años amenazando con desmantelar el centro y llevarse a todos los niños que no tienen un padre o una madre, según ha explicado la diputada de Acción Social, Elena Vicente Ruiz.

Responsabiliza en declaraciones a COPE, la diputada provincial, a Ximo Puig y a Mónica Oltra, ya que le dijeron que no valía la pena invertir en Peneya Roja. Pese a ello, los niños están bien atendidos..

Lo más