Más directos

El nuevo tramo del corredor mediterráneo aleja el tren de los núcleos urbanos del Camp de Tarragona

La ciudad de Tarragona pierde la conexión rápida con Barcelona y Valencia, y pierden servicios ferroviarios diferentes poblaciones del Baix Camp

Audio

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 12:37

Este lunes entra en funcionamiento la variante entre Vandellòs y el Camp de Tarragona, que deja sin trenes la línea convencional entre Salou y L'Hospitalet de l' Infant que tenía 700.000 usuarios cada año. El nuevo tramo del corredor del mediterráneo resulta en el déficit del servicio de Euromed que ya no para en la estación de Tarragona y, por lo tanto, los tarragonenses que quieran hacer uso de este servicio tendrán que desplazarse hasta la estación de Camp de Tarragona, situada a doce quilómetros del centro.

El nuevo tramo que se ha inagurado este lunes pone fin a un cuello de botella histórico, el tramo de via única entre Vandellòs y Tarragona, y, además, conecta el corredor con la alta velocidad. En detrimento, este nueo servicio añade problemas a un mapa ferroviario, el de las Terres de l'Ebre y el Camp de Tarragona, que ya tenía deficiencias endémicas. 

A partir de ahora perderán también servicios ferroviarios las estaciones de lo núcleos urbanos de L'Hospitalet de l'Infant, Cambrils, Mont-Roig del Camp y Salou; los dos primeros tendran nuevos servicios pero alejados del núcleo urbano y tanto Mont-roig del Camp como Salou lo tendrán más complicado pues el segundo pierde la conexión directa hacia el sur. Hacia el norte los salouenses podrán ir hasta Tarragona desde Port Aventura, estación situada lejos del centro, y hasta Barcelona solo podrán realizar el trayecto sin transbordo cuando el parque permanezca abierto.

El nuevo panorama ferroviario aporta mejoras pero perjudica, fundamentalmente, a los usuarios de corta distancia.

Lo más