Boletín

El tanatorio El Salvador llegó a utilizar féretros incompletos en las cremaciones

El negocio del grupo en Valladolid traspasó los límites de la legalidad y de la ética. 

Operación IGNIS

Carolina Tabanera

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 17:53

Miles de afectados y millones de euros de beneficio ilícito. La investigación del “caso Ignis” ha desvelado que el grupo El Salvador habría llegado a usar ataúdes incompletos en las cremaciones. Tapas que sustituían los féretros adquiridos por las familias para obtener un beneficio ilícito cuya cuantía está aún por determinar. “Por cuestiones técnicas es muy complicado que se produjese la cremación del cadáver de otra manera”, ha dicho la Delegada del Gobierno, Virginia Barcones, “se necesita una superficie rígida para proceder a la cremación y en algunos casos se ha detectado el uso de la tapa”, concluye.

La investigación se centra ahora en analizar ocho metros cúbicos de documentación desde el año 1995 a 2015 y comenzará en ese último año. La Policía Nacional, que ha elaborado un documento único para facilitar la denuncia personal, invita a acudir a la comisaría, incluso se reforzará el servicio para atender a los afectados. 20 años de presuntas irregularidades con el cambiazo de hasta 6.000 ataúdes.

La Policía Nacional ha elaborado un documento para agilizar las denuncias de los afectados. La Unión de Consumidores ofrece también la posibilidad de presentar denuncia caso por caso, “porque la experiencia que tenemos nos dice que es difícil llevarlo en conjunto al juzgado, cuando todos los casos, aún siendo similares, y aparte de lo emocional que tiene y de lo macabro, no es factible desde nuestra asesoría jurídica llevarlo como plataforma o como grupo”, añade Prudencio Prieto, Presidente de la Unión de Consumidores de Castilla y León.

Dos decadas de estafa continuada que ha dejado 15 detenidos. Solo dos de ellos permanecen en prisión, el propietario y su hijo, éste último con posibilidad de libertad bajo fianza de 800.000 euros.

Lo más