Tres nuevos intentos de suicidio en la cárcel de Segovia

Episodios ocurridos apenas dos días después de que el centro registrase la muerte de tres internos en menos de 24 horas

Cárcel Perogordo

COPESegovia

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 13:04

Continúa la tensión en el centro penitenciario de Segovia. Los días 11 y 12 de febrero se han producido tres intentos de suicidio, dos de los cuales eran protagonizados por la misma persona interna. Afortunadamente, los funcionarios de servicio evitaron la tragedia, descolgando a los presos en el último momento. Estos incidentes se suman a los sucesos ocurridos los días 9 y 10 de febrero, con el fallecimiento de tres internos, dos ahorcados y el tercero por una posible asfixia.

Desde la Asociación Profesional de Trabajadores Penitenciarios 'Tu abadono me puede matar' han reiterado que la carencia de personal se traduce en sucesos de este tipo. Agregan que la falta de atención psiquiátrica y psicológica es un grave problema, tanto para los presos como para los trabajadores, por lo que llaman la atención sobre la necesidad de mantener una atención psicológica profesional y charlas periódicas, como las que se ofrece a la Guardia Civil. Además de las carencias de las plantillas, ponen de manifiesto las que se refieren a medios materiales y que desembocan en un deteriorio, a su juicio, del servicio público penitenciario.

Cabe recordar que el centro de penitenciario de Perogordo, en Segovia, registraba la muerte de tres internos en apenas 24 horas. En la mañana del domingo 9 de febrero fallecía un preso por ahorcamiento en el departamento de aislamiento, pese a las maniobras de reanimación que realizaron los funcionarios, durante más de 20 minutos. Y en la del día 10, y cuando se procedía al recuento de las ocho de la mañana aparecían muertos dos internos compañeros de celda del módulo tres. Tenían 38 y 25 años y, al parecer, mantenían una relación, según fuentes cercanas al estamento penitenciario.

Desde el sindicato CSI-F, Fermín Pinto ha indicado a COPE que estas tres muertes en tan corto lapso de tiempo contrastan con las dos que se contabilizaron en todo el año 2019. En concreto, se trató de un ahorcado y de un fallecido por un ataque cardíaco. Mientras, durante el año pasado fallecieron 177 internos a nivel nacional. El hecho de este domingo era descubierto sobre las 13:00 horas en el departamento de aislamiento, cuando se procedía al reparto de la comida. Los funcionarios encontraron al interno colgado en la celda que ocupaba. Procedieron durante unos 20 minutos a realizar maniobras de reanimación hasta que llegaron los servicios médicos que determinaron su fallecimiento.

CSIF-Prisiones en Segovia, destaca la “magnífica profesionalidad de los funcionarios que llevaron a cabo el intento de reanimación pese a la precariedad que seguimos sufriendo en cuanto a medios y personal”. En cuanto a los hechos de la mañana de hoy en la que han aparecido muertos dos internos compañeros de celda del módulo 3, se encuentran en fase de investigación por la Autoridad Judicial y por lo que determinen las autopsias que se lleven a acabo a los internos.

CSIF continúa denunciando la falta de medios personales, materiales y de formación, con más de 50 plazas sin cubrir entre todas las áreas. En la actualidad en el área sanitaria se han pedido más de 200 médicos a nivel nacional en los últimos tres años, casi la mitad, al no ser atractivas por el tema retributivo. En Segovia se encuentran sin cubrir las plazas de dos médicos, una enfermera y un auxiliar de enfermería. También consideran muy insuficiente la atención psiquiátrica que recibe la población reclusa, que se limita a la visita de un psiquiatra dos veces al mes para atender a todos los internos que padecen patologías psiquiátricas.

Califican como de máxima urgencia que la Administración Penitenciaria desbloquee de una vez por todas la situación que se vive en prisiones y se dé soluciones a la falta de personal con más de 3200 vacantes a nivel nacional, el envejecimiento de las plantillas, la falta de medios, de actividades formativas, la transferencia de la Sanidad Penitenciaria a las Comunidades Autónomas como posible solución a la falta de estos profesionales y unas retribuciones dignas acordes con las difíciles funciones que desarrollamos cada día. CSIF demanda que todas estas mejoras se vean reflejadas en los próximos Presupuestos Generales del Estado.

En directo2

El Partidazo de COPE

Con Juanma Castaño

Escuchar