COPE

Hotel Caserío Aldeallana y Finca Tajuña, horizontes de empleo en el mundo rural

Sus propietarias, Rocío Ureta y Alicia Escorial, son ejemplo de emprendimiento femenino y sostenible

Presidente de la Cámara de Comercio, propietarias de las fincas y presidente de Federación Empresarial Segovia

Ana Mª CriadoSegovia

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 14:57

COPE Segovia visita las estancias del Hotel Caserío Aldeallana y Finca Tajuña, para comprobar de primera mano cómo estos negocios contribuyen al desarrollo de la economía local y regional en este momento tan importante de reconstrucción y reactivación económica. Ambas fincas se dedican al sector hostelero y están situadas en el barrio recientemente incorporado a la capital segoviana de Fuentemilanos, a tan solo 75 kilómetros de Madrid y 18 de Segovia. Por tanto, su ubicación es privilegiada para la realización de eventos y bodas, hacia donde sus propietarias quieren proyectar, complementar y completar su actividad.

El Hotel Caserío Aldeallana, propiedad de Rocío Ureta Saorín, abrió sus puertas el pasado mes de julio y es un caserío original de 1800 que combina la arquitectura tradicional segoviana con las comodidades de un Bed&Breakfast moderno, gracias al extraordinario trabajo de la interiorista Isabel López-Quesada. Cuenta con más de 300 hectáreas de campo infinito a disposición de sus clientes, con experiencia en el mundo de la hostelería-restauración y el buen hacer que aporta la familia Pérez Durias-Ureta.

Este negocio se ha apoyado en la experiencia de la finca vecina, Tajuña, que está regentada por Alicia Escorial, especialista en agricultura tradicional segoviana. Una emprendedora que ha respetado la explotación agrícola y ha convertido una fábrica de embutidos en un hotel para eventos, lo que incrementa la oferta a los segovianos y provincias cercanas y, además, beneficia el mantenimiento de la zona rural, fomenta su desarrollo económico y crear valor añadido.

Ambas fincas ofrecen una nueva forma de realizar celebraciones y eventos con todas las garantías medioambientales y sanitarias. Unas soluciones que se suman a las que hay actualmente en la zona y que, además, convierten Segovia en un escenario perfecto para la realización de eventos nacionales e internacionales. Gracias al esfuerzo ímprobo de sus propietarias, Rocío Ureta, de Hotel Caserío Aldeallana, en la Finca Aldeallana; y Alicia Escorial, de Finca Tajuña, se ha establecido un nuevo modelo de desarrollo económico orientado a hacer frente a las dificultades del mundo rural y las zonas de la España despoblada, así como al mantenimiento y reconstrucción de edificaciones históricas que fomentan la dinamización de la economía de algunas zonas de Castilla.

Ambas propietarias son un ejemplo de emprendimiento femenino, pues han apostado por Segovia convirtiendo sus proyectos en un referente capaz de atraer la mirada de otros inversionistas a la zona. En estas iniciativas han invertido todos sus ahorros y se puede decir, sin temor a equivocarnos, que están contribuyendo a crear valor añadido. Rocío Ureta, apuesta por Aldeallana como un referente del turismo, organización de eventos y estancias de lujo en Segovia: calidad y excelencia en turismo. Así, quiere consolidar todas las construcciones centenarias del antiguo Caserío Aldeallana y a la vez conseguir que el medio rural subsista.

De esta manera, las Administraciones públicas deben fomentar este tipo de iniciativas como apoyo imprescindible para el mantenimiento de negocios de hostelería y turismo actuales. Un hecho que resulta crucial en el momento de crisis que estamos viviendo, donde es necesario que los negocios de hostelería adapten su actividad a esta nueva realidad.

Tanto la Federación de Empresarios de Segovia (FES), como la Cámara de Comercio de Segovia, de la mano de sus presidentes respectivos, Andrés Ortega y Pedro Palomo, han mostrado su apoyo a este tipo de iniciativas que se desarrollan e integran en un entorno rural totalmente respetuoso con el medio ambiente. Pedro Palomo señala que desde la Cámara siempre están dispuestos a “apostar por inversiones capaces de generar empleo y dinamizar la economía de la provincia, como forma de fijar población”. Su homónimo, Andrés Ortega coincide en que es importante apostar por un turismo de calidad en Segovia. A causa de la coyuntura económica actual, las instituciones deben facilitar y ayudar a que las empresas puedan instalarse y cumplir sus objetivos.

Su modelo de negocio está basado en la autenticidad y calidad, gracias a la experiencia de sus propietarias y a la utilización de productos e instalaciones propias del medio rural, se presentan como motor de la economía local, donde ofrecen un entorno 100% seguro, lo que hace posible su actividad hostelera con todas las garantías de seguridad e higiene estipuladas por las autoridades sanitarias. También se configuran en torno a un modelo de negocio respetuoso con el medioambiente y sostenible, pues su actividad se desarrolla con pleno respeto al entorno natural de la zona. Y, además, utilizan productos originales de la zona, una acción que potencia el consumo de productos de marcas como Tierra de Sabor o Alimentos de Segovia.

Gracias a estas iniciativas, como la del Hotel Caserío Aldeallana y Finca Tajuña, se intenta recuperar la actividad de Segovia como referente turístico. Pues según un reciente estudio realizado por la compañía UniversalPay, la facturación en hostelería en pagos con tarjeta en Segovia ha caído un 86%, lo que la sitúa como la ciudad española en la que más ha decaído la facturación en hostelería. Además, son espacios predilectos para la celebración de eventos y bodas, por lo que se suman a los negocios que ya hay dentro del sector para impulsar el empleo y la riqueza en la zona.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar