COPE

SOCIEDAD

Confinamiento sin calefacción

Vicenta Jiménez pasa nueve meses de la pandemia sin una fuente de calor en su casa de Fabero y pertrechada de mantas y jerseys, hasta que Cruz Roja le instala una estufa de pellets

ctv-q2g- 03max202103509559

R. Travesí/ IcalFabero

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 19:47

Acaba el invierno y con ello el frío, que aún se resiste a dejar paso a la nueva estación de la primavera. Un invierno que ha sido el de la pandemia del Covid, marcado por el confinamiento domiciliario durante varios meses y la limitación de los movimientos, lo que ha obligado a los ciudadanos a permanecer el mayor tiempo posible en sus casas. Pero hay situaciones de vulnerabilidad social y económica que impiden que la estancia en los hogares sea cómoda y agradable cuando la temperatura en la interior ronda los diez grados. A falta de una calefacción o una chimenea que permitan caldear las estancias, Vicenta Jiménez ha combatido el frío del invierno con siete mantas en la cama y varios jerseys puestos en su casa de Otero de Navaguantes, una pedanía de Fabero.

Los 395 euros que cobra de la pensión no contributiva impedían a esta berciana comprar una estufa porque el dinero se destina a hacer la compra, pagar las facturas de la luz, el agua y el teléfono móvil y hacer frente a la contribución. Así que, entre marzo y diciembre del año pasado, esta berciana de 69 años solo ha podido entrar un poco en calor cuando pasaba a ratos a la casa de su vecino o se acostaba en la cama con numerosas capas. “He pasado mucho frío el invierno pasado y parte de éste, que coincidió además con el estado de alarma y el confinamiento por la pandemia”, confiesa. Es por ello que agradece, “de todo corazón”, a Cruz Roja que le haya conseguido una estufa de pellets, que lleva instalada en su casa desde enero.

Vicenta es una usuaria de Cruz Roja, donde acude periódicamente para recibir algunos alimentos o productos de higiene, hasta que un día un voluntario de la ONG que acudió a su casa a dejarle comida en Navidad se enteró que pasaba frío en casa y que llevaba meses sin calefacción. Fue entonces cuando se activó el Plan Cruz Roja Responde que atiende las necesidades de las personas vulnerables con las que trabaja la entidad. Gracias al convenio de colaboración suscrito entre Cruz Roja y Naturgy, se consiguió instalar una estufa en su casa. “Está en la cocina, pero da calor en la sala donde estoy habitualmente y en mi dormitorio”, apunta a la Agencia Ical.

La caldera lleva montada desde principios de año por lo que fue un verdadero regalo de Reyes. Y es que la estufa no solo le permite tener caliente su hogar, sino que también supone un ahorro importante en la factura. “Antes, tenía un radiador viejo que gastaba mucho, por lo que apenas podía conectarlo. En cambio, ahora, con un paquete de pellets que compro tengo para varias semanas”, añade. Y es que subraya que los menos de 400 euros que recibe le obligan a hacer “muchas cuentas” y no tener ningún capricho como salir a tomar un café. Además, con la ayuda de los técnicos de Cruz Roja, ha solicitado la ayuda del bono de la luz para acogerse a un descuento en la factura de electricidad.

Vicenta desconoce el término de pobreza energética, que está relacionado con la incapacidad de muchas familias de mantener una temperatura adecuada en los hogares, pero sabe lo que es pasar frío dentro de casa: “La estufa nueva me ha cambiado la vida porque he pasado unos meses muy malos”, apunta. No es extrañar que diga que cuando llegaron los de Cruz Roja con la caldera se puso a llorar porque era algo que no esperaba. “Recuerdo muy bien ese día porque la gente del pueblo se acercó a mi casa y me dijeron que había tenido mucha suerte”, afirma.



Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo La Noche

La Noche

Con Beatriz Pérez Otín

Escuchar