Boletín

La Catedral acoge la exposición de los arcos ojivales elaborados por 350 alumnos de cinco colegios de Burgos

La muestra se puede ver  gratuitamente en el claustro bajo hasta el 27 de febrero en horario de 16.00 a 19.00 horas

El arzobispo, Fidel Herráez, y el alcalde de Burgos, Javier Lacalle, presentan la exposición de arcos ojivales

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:59

La exposición con los trabajos realizados dentro del programa ‘El arco ojival y el secreto de los maestros constructores’ se podrá visitar gratis en el claustro bajo de la Catedral de Burgos hasta el 27 de febrero, de 16.00 a 19.00 horas. En total, son cinco arcos góticos, como los que pueden encontrarse en la Seo, elaborados por 357 alumnos de cinco centros educativos de la ciudad: CEIP Padre Manjón, Concepcionistas, Niño Jesús, Jesuitas y el IES Camino de Santiago.

‘El arco ojival y el secreto de los maestros constructores’ es un programa piloto organizado por el Ayuntamiento de Burgos, que se enmarca dentro de ‘La ciudad también enseña’, y que cuenta con el respaldo de la Fundación del VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021, que lo incluye dentro de su programación. Pretende acercar la Catedral, la celebración de sus 800 años en 2021 y los oficios medievales a estudiantes desde 6º de Primaria hasta 3º de Secundaria.

Debido al éxito de esta actividad “muy participativa”, el alcalde, Javier Lacalle, ha anunciado que el Consistorio prevé duplicar este programa, "para intentar duplicar la participación llegando a los 700 estudiantes y una decena de centros educativos". En esta primera edición el presupuesto ha sido de 9.000 euros.

Por su parte, el presidente de la Fundación y arzobispo de Burgos, Fidel Herráez, ha destacado que esta “magnífica iniciativa” permite a los jóvenes que “no vean la Catedral simplemente desde fuera, sino que conozcan la estructura interior”. Desde el Cabildo, su presidente, Pablo González Cámara, ha recordado que están “encantados” de convertirse “en el centro de atención de jóvenes, de niños y de mayores”.

Esta mañana, alrededor de 300 estudiantes han podido visitar la exposición y fotografiarse con los arcos en los que han estado trabajando las semanas pasadas. Además, han participado en la inauguración oficial de la muestra y han posado para una gran foto de grupo en las escaleras del Sarmental.

Con material reciclado y divididos por gremios

Los arcos miden 2,5 metros de altura y están fabricados a partir de cartón reciclado (sillares), madera (cimbra o estructura sobre la que se construye el arco), acetato (para las vidrieras) y corcho blanco (pináculos).

En este taller experimental los alumnos han distribuido su trabajo por gremios. Así, se repartieron entre carpinteros, canteros, escultores y vidrieros. Para llevar a cabo esta labor contaron con una primera fase de formación y fabricación, otra de culminación y una final de montaje. En total, las 14 clases que han intervenido han dedicado un mínimo de seis horas a este proyecto.

En todo momento han estado coordinados por el arquitecto José Ramón Marín, que ha apostado por simplificar la construcción de la cimbra de cara a la próxima edición.

Lo más