COPE

INMIGRACIÓN

Drogas, peleas y alcohol: la denuncia vecinal de un centro de acogida de inmigrantes

Reclaman una mayor vigilancia policial en el barrio por la presencia de gente conflictiva

Aseguran que en el Colegio León hay alrededor de 300 personas acogidas

Audio

Inmigrantesacogidos en elCoelgio León, durmiendo a ras del suelo en las calles de El Lasso.Elena Urbín

Redacción Gran CanariaLas Palmas de Gran Canaria

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 23 ene 2021

Drogas, peleas y alcohol. Es la denuncia que han hecho los vecinos del Colegio León, en el Lasso, donde hay acogidos inmigrantes en este centro escolar, habilitado para paliar la crisis migratoria y la falta de espacio. Los vecinos han pedido mayor vigilancia en el barrio, ya que según apuntan sienten “miedo e inseguridad en sus calles por la presencia de algunas personas conflictivas”.

Francisco Linares, ha contado en COPE que muchos de los que se alojan en el colegio consumen bebidas alcohólicas durante todo el día. “Algunos incluso consumen drogas y se pelean. Si ocurre esto último, los vigilantes de seguridad los dejan fuera en la calle por su comportamiento, para no crear mayores conflictos dentro de ese espacio de acogida”.

Francisco Linares: “Cada vez que hay una pelea dentro del colegio los vigilantes los sacan fuera y estos señores se ponen por todo el barrio a gritar y tirarse piedras. Esto pasa ahora más que nunca y nadie soluciona nada. Llaman a la policía, ellos los ponen dentro y los vigilantes los vuelven a sacar. Esto no puede ser”.

Relataba en COPE que “cuando los expulsan del centro se quedan en la calle. Incluso duermen con un colchón en cualquier lado o en los asientos de la marquesinas de las guagua. Otros borrachos siguen peleándose fuera del centro y lanzándose piedras entre ellos”.

“Las marquesinas de las guaguas amanecen con algunos de ellos durmiendo en los asientos de la parada, sin mascarilla e invadiendo el espacio para nuestros mayores. Nadie se preocupa por el barrio, ¿a qué esperamos a que los vecinos del barrio salgan a la calle y pase algo de verdad?”, añade.

El vecino: “Estos señores que están en el Colegio León están bebiendo bebidas alcohólicas todo el día, mañana tarde y noche. Incluso es un peligro para los vecinos del barrio, porque nosotros circulamos con el coche por la noche ellos están por ahí borrachos y hemos tenido algún susto de casi atropellar a alguien”.

MAYOR VIGILANCIA POLICIAL EN EL LASSO

Reclama mayor vigilancia policial ya que según expone este vecino, tres vigilantes de seguridad para controlar a 300 personas no son suficientes.

“Te los puedes encontrar en cualquier lado con un colchón y gente durmiendo por ahí. Ahora mismo en la casa del niño hay muchos inmigrantes que se han ido a dormir a esa zona. Es asombroso. No hay control sobre estas personas”.

Francisco Linares: “No entiendo que con el problema que tenemos en el barrio solo tengamos 3 vigilantes de seguridad en el centro de acogida. Imagínese qué orden pueden tener vigilando a unas 300 personas”.

Sigue pidiendo más refuerzo policial en la zona porque asegura que la situación es insostenible. “Prácticamente en nuestra zona no pasa ni la Policía Local ni la Nacional. Ahora más que nunca que necesitamos que el barrio esté vigilado, no lo está”.

EL PROBLEMA DE INSEGURIDAD EN EL BARRIO LO ESTÁ CREANDO UN GRUPO DE INMIGRANTES CONFLICTIVOS

El vecino destacaba en COPE, que no todas las personas que están alojadas en el Colegio León son conflictivas, pero si que hay un grupo extenso que da la sensación de inseguridad en el barrio.

Francisco Linares: “Los parque se han convertido prácticamente en guetos de ellos. Están consumiendo drogas y bebiendo. No podemos sacar a nuestros hijos porque estos señores se han hecho dueños de los parques. Además no siguen las normas del covid en parques, que tan solo pueden estar cuatro personas. Ellos van en manadas de 25 a 30 personas. Yo no voy a dejar salir a mis hijos por el barrio, ya que ahora es un sitio en el que no hay ni seguridad ni control”.

En cuanto a la solución que podría paliar el problema, el vecino asegura que deben meterlos en otros lugares, en sitios con policías que los vigilen y que haya un mayor control. “Aquí estamos desamparados”.

“Esto va a ser un polvorín. Tienen que buscar una solución y ponerse manos a la obra o no sé lo que puede pasar. Hay algunos que se creen que son los dueños del barrio y no podemos más”, concluye.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar